Publicado: 11.10.2014 09:52 |Actualizado: 11.10.2014 09:52

Japón se prepara para el impacto del tifón más potente del año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tifón Vongfong, el más potente registrado en lo que va de año en Japón, se mueve lentamente hacia Okinawa con vientos de hasta 230 kilómetros por hora que de momento han dejado 14 heridos y causado graves daños materiales. Hace apenas una semana, el paso de otro frente dejó 9 muertos y tres desaparecidos en diversos puntos del archipiélago.

Vongfong se encuentra ahora a unos 150 kilómetros de Naha, la ciudad más grande de la prefectura, a donde se desplaza a una velocidad de 15 kilómetros por hora. A este ritmo se espera que alcance los alrededores de la ciudad en la madrugada del sábado al domingo, antes de debilitarse y proseguir hacia el oeste, en dirección a la isla de Kyushu, antes de cambiar de rumbo hacia el noreste, con destino a la principal isla de Japón, Honshu, donde llegará el próximo martes.

Se espera que el frente mantenga su intensidad en las próximas horas y la agencia meteorológica nipona ha pedido a los habitantes de Okinawa que estén atentos a las fuertes precipitaciones y al potente oleaje que se prevé. Todos los vuelos del aeropuerto de Naha han sido cancelados debido al cierre de las instalaciones y unos 27.000 hogares carecen de electricidad, según la Okinawa Electric Power Co.

La isla de Minami Saito, situada a unos 330 kilómetros al sureste de Okinawa, previsiblemente el primero de los territorios japoneses en ser golpeado por Vongfong, ya está preparando refugios en caso de que sea necesario evacuar a sus habitantes, según informó hoy la cadena pública NHK. Vongfong, décimo noveno tifón de la temporada 2014 en el Pacífico, ha provocado que las autoridades japonesas hayan activado la alerta roja ─el segundo nivel más alto─ por fuertes lluvias en las prefecturas de Okinawa y Kagoshima, en el sur de Kyushu.

Un terremoto de una magnitud de 6,1 grados en la escala de Richter se registró en el norte de Japón sin que se haya informado de daños ni emitido una alerta de tsunami. La Agencia Meteorológica de Japón indicó que el seísmo se produjo a las 11.36 hora local (2.36 GMT) con su epicentro en el sur de la región de Amori, al norte de la isla de Tohoku. El hipocentro se situó a unos 10 kilómetros de profundidad, según la agencia.

El terremoto alcanzó una intensidad de 4 en la escala japonesa cerrada de 7 grados (centrada en las zonas afectadas más que en la intensidad del temblor) en la provincia de Amori, aunque se pudo sentir con menor intensidad en otras siete prefecturas del país. Un nuevo terremoto de magnitud 5,6 grados en la escala de Richter y de intensidad 4 en la escala japonesa se registró en la misma costa a las 14.25 hora local (5.25 GMT). Ninguno de los dos temblores causó daños reseñables ni afectaron a las centrales nucleares de las zonas afectadas, incluida la accidentada Fukushima Daichi.