Publicado: 13.02.2014 17:05 |Actualizado: 13.02.2014 17:05

El jefe del partido de Letta pide un "nuevo Gobierno" para Italia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general del Partido Demócrata (PD), Matteo Renzi, aseguró este jueves que es "necesario y urgente" abrir una nueva fase con un Gobierno nuevo para Italia, que dure hasta el año 2018 y que sea capaz de llevar a cabo las "reformas" necesarias para el país.

En su alocución introductoria de la convención de la directiva del PD, Renzi no aclaró si, finalmente, su partido retirará la confianza al Ejecutivo de su correligionario Enrico Letta, pero subrayó que su plan es un nuevo Ejecutivo mediante dos posibles vías: elecciones anticipadas o formación de Gobierno. "Esto no es una carrera. Nos encontramos en una encrucijada: o volvemos a unas elecciones anticipadas o podemos transformar esta legislatura en Constituyente", propuso Renzi a la dirección del partido.

No obstante, rechazó rápidamente la posibilidad de unas elecciones anticipadas porque, según explicó, "no aseguran la victoria" de su formación. "El camino de unas elecciones tiene encanto y atractivo (...), pero en estos momentos no tenemos una normativa electoral que nos garantice la victoria. Unas elecciones tendrían un valor purificador, pero ahora no servirían para resolver los problemas del país", señaló.

Renzi se decantó finalmente por la formación de un nuevo Gobierno que tendría que ser aprobado por el presidente de la República, Giorgio Napolitano, de 88 años, a quien mostró su apoyo y agradeció su trabajo en estos días de crisis política en Italia. Una salida, según añadió, "arriesgada" que "tiene sentido si hace frente a la realidad europea y al objetivo de llegar a 2018 con las reformas electorales, constitucionales y el intento de cambiar las reglas de una burocracia opresiva". Ambas propuestas tienen que ser aprobadas mediante votación por la dirección del PD.

Renzi, que no negó las críticas que ha recibido, que le tildan de "ambicioso", propuso, a su vez, un pacto a los partidos de coalición en el Gobierno para crear un Ejecutivo que "asuma su responsabilidad" al frente del país hasta 2018. El líder del PD agradeció a Letta su "notable trabajo" realizado durante el último año y aseguró que su objetivo no es "abrir un proceso" al primer ministro sino que su verdadera intención es abrir una nueva página en la historia del país.

Letta, cuyo Gobierno tiene menos de 10 meses, se encuentra en una encrucijada ya que Renzi ha amenazado durante los últimos días con retirarle la confianza. El jefe del Ejecutivo avanzó esta mañana que no acudiría a la convención de su partido y, según informaron los medios italianos, siguió la intervención del secretario general desde su estudio en el palacio Chigi, la sede del Gobierno, y ante los acontecimientos, ha cancelado un viaje oficial a Londres.

Ayer, tras reunirse con Renzi, compareció para presentar su plan gubernamental al que ha llamado Compromiso Italia 2014, con el impulso económico y la creación de empleo como ejes centrales y con el que pretende salvar su Ejecutivo de coalición.

De cumplirse la propuesta de Renzi y proceder a la formación de un nuevo ejecutivo, sería el tercero en dos años que gobierna sin pasar por las urnas, después del que encabezó el tecnócrata Mario Monti y el del propio Enrico Letta, a quienes Napolitano encargó la formación del Gobierno.