Público
Público

Una joven escribió SMS a su madre durante la masacre en Utoya

A las 17.42 horas Julie envió el primer mensaje: "Mamá, dile a la policía que tienen que darse prisa. ¡Está muriendo gente!"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una de las jóvenes supervivientes de la masacre de Utoya, Julie, se mantuvo comunicada mediante mensajes de texto con su madre, Marianne Bremmes, mientras Breivik cometía su demente baño de sangre en la isla, según publican varios medios noruegos a partir de informaciones de AP.

Julie corrió junto a otros jóvenes hacia la playa, donde se escondió detrás de unas rocas y, desde allí, llamó por teléfono a su madre: 'Mamá, hay un hombre disparando'. Marianne no conseguía entender lo que le decía su hija, así que Julie comenzó a enviarle SMS.

A las 17.42 horas, Julie envió el primer mensaje: 'Mamá, dile a la policía que tienen que darse prisa. ¡Está muriendo gente!'. Ese fue el primero de una larga sucesión de textos que fueron dando un crudo testimonio de la situación de la joven y tranquilizando a su madre dando señales de vida, hasta que la policía pudo detener a Breivik y controlar la isla.

Éste es un fragmento de la conversación mantenida entre madre e hija durante aquellos terribles momentos:

Julie: Mamá, dile a la policía que deben darse prisa. ¡La gente está muriendo!

Marianne: Estoy en ello, Julie. La policía está de camino. ¿Te atreves a llamarme?

Julie: No, dile a la policía que hay un hombre loco corriendo y disparando a la gente. ¡Tienen que darse prisa!

Marianne: La policía lo sabe, nos está llamando. ¡Danos señales de vida cada 5 minutos, por favor!

Julie: OK, ¡estamos salvando la vida!

Marianne: Entiendo, mi niña. ¡Quédate a cubierto, no te muevas! La policía ya está en camino, si es que no han llegado ya. ¿Ves algún herido o muerto?

El último mensaje que recibió Julie fue a las 19:01 horas, cuando su madre informó a su hija: '¡Ahora ya lo han cogido!'