Publicado: 28.12.2013 15:24 |Actualizado: 28.12.2013 15:24

Otro joven muere en el segundo día de 'semana de la ira' en Egipto

La universidad de Al Azhar se ha convertido en un campo de batalla. El viernes las fuerzas de seguridad mataron a cuatro personas durante las protestas contra el Gobierno militar por haber declarado "grupo terrorista" a los Hermanos Musulmane

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Egipto vive su segunda jornada de la semana de la ira convocada por los Hermanos Musulmanes y otros grupos opositores contra la decisión del Gobierno militar declar a la cofradía "grupo terrorista" y la orden perseguir a todos sus militantes y simpatizantes para encarcelarlos. Después de que este viernes cinco manifestantes murieran durante los choques contra las fuerzas de seguridad, hoy habría fallecido otro joven estudiante islamista en la universidad cairota de Al Azhar, un hecho que de momento ha negado la televisióne estatal, en manos del Gobierno. Mientras, el saldo de los detenidos aumentó a 101.

Los enfrentamientos en Al Azhar han comenzado esta mañana cuando un grupo de manifestantes islamistas ha entrado en el campus para impedir que sus compañeros se examinaran. En los choques, un grupo de estudiantes prendió fuego en las facultades de Comercio y Agricultura, que pudieron controlar los bomberos. En las inmediaciones de la universidad se han producido violentos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los jóvenes islamistas que han lanzado piedras y cócteles molotov. 

El ministerio del Interior ha calificado a los detenidos de "terroristas" por su pertenencia a los Hermanos Musulmanes y, según la nueva legislación del Gobierno, se enfrentarán a altas penas de prisión por haber sido simpatizantes o integrantes de la cofradía, además de los delitos que les imputen por su acción durante las protestas. 

Como resultado de las protestas de ayer, cinco personas fallecieron y otras 50 resultaron heridas durante las manifestaciones celebradas en todo el país, que acabaron también con 265 detenidos. Estas manifestaciones se producen tres días después de que el Gobierno egipcio calificara de "grupo terrorista" a los Hermanos Musulmanes, lo que criminaliza la pertenencia a este grupo o la participación en sus protestas. La decisión gubernamental ofreció la justificación jurídica a las autoridades para congelar las actividades de más de 1.000 asociaciones de caridad por su supuesta vinculación con la Hermandad.