Público
Público

Los jóvenes italianos toman la Torre de Pisa y el Coliseo

Crece la protesta estudiantil contra los recortes de Berlusconi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno a uno, como las fichas de un dominó, fueron cayendo algunos de los monumentos más representativos de Italia. Durante la segunda jornada consecutiva de protestas contra los recortes en materia de educación propuestos por el Gobierno de Silvio Berlusconi, miles de estudiantes se volvieron a lanzar a la calle y ocuparon la Torre de Pisa, el Coliseo romano, la Mole Antonelliana de Turín y la Basílica de San Antonio de Padua.

Las imágenes de los universitarios con pancartas contra el decreto ley de la ministra Mariastella Gelmini se iban sucediendo en los informativos mientras en el Parlamento, una enmienda aprobada por la oposición frenaba su aprobación hasta el martes.

El asalto al Senado del pasado miércoles promete quedarse en una anécdota después de lo ocurrido ayer. A la una de la tarde, varias decenas de estudiantes consiguieron entrar en la Torre de Pisa y lograron colgar una pancarta con el mensaje 'No a la reforma'. Era la primera de una serie de acciones que fue bautizada en internet como el 'monumento estudiantil'. A las tres, 250 universitarios se saltaron los tornos del Coliseo de Roma y desde el segundo anfiteatro desplegaron otra pancarta mientras gritaban: '¡Somos nosotros, los leones!'

En Roma, varios miles de estudiantes volvieron a marchar por el centro histórico bajo grandes medidas de seguridad. Los enfrentamientos estallaron en Milán y Florencia, donde hubo varias decenas de heridos. En Turín, un millar de estudiantes tomó la Mole Antonelliana cantando proclamas contra Gelmini. En Padua, los universitarios llegaron al tejado de la Basílica de San Antonio, donde desplegaron otra pancarta. 'Esto es sólo el inicio', advirtieron los líderes del movimiento estudiantil, que prometen retomar las protestas el próximo lunes.

Mientras tanto, en el Parlamento, Gelmini empezaba a darse cuenta de que quizá tenga que retirar la propuesta de ley para recortar un 90% las becas de estudio y la ayuda a la investigación universitaria. No por las protestas en sí, sino porque la oposición ha sacado adelante varias enmiendas gracias a que el Gobierno está en minoría en la Cámara.

Ayer, el partido de Fini, Futuro y Libertad, consiguió que se modificara uno de los artículos de la ley. Para Gelmini, 'el cambio es mínimo, pero si se producen modificaciones en la esencia de la reforma, entonces, como ministra, me veré obligada a retirarla'. La votación final se retrasa hasta el martes, con Pierluigi Bersani, líder del Partido Democrático, pidiendo a la ministra que no pierda más el tiempo y se rinda.

DISPLAY CONNECTORS, SL.