Público
Público

Jóvenes radicales llenan de violencia Atenas por séptimo día seguido

Durante las manifestaciones por el centro de la capital griega algunos jóvenes comenzaron a lanzar piedras y cócteles molotov contra la Policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El centro de Atenas es de nuevo escenario hoy de duros enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y jóvenes radicales, que atacaron a los agentes con cócteles molotov en el transcurso de una marcha para protestar por la muerte el pasado sábado de un adolescente por disparos de la Policía.

Según la emisora de televisión Antena, unos 30 jóvenes lanzaron en las últimas horas bombas incendiarias y piedras contra las fuerzas antidisturbios, que contestaron empleando gases lacrimógenos. Un vehículo de los bomberos resultó totalmente destruido y un agente se vio alcanzado por las llamas, que pudieron ser extinguidas por sus compañeros.

Los enfrentamientos se produjeron cuando un grupo que participaba en una de las manifestaciones estudiantiles de hoy en Atenas se separó del núcleo de la manifestación y se refugió en la Facultad de Derecho, desde la que lanzó piedras contra los agentes. Un periodista que fue testigo de los sucesos relató al canal Alpha que había visto a 'niños de siete años arrojando piedras contra la Policía'.

Ya esta mañana se produjeron incidentes violentos, después de que la noche transcurriera con calma, en la que es ya la séptima jornada de disturbios en el país balcánico.

Cientos de estudiantes y escolares se concentraron en el centro de la capital y cerraron las principales avenidas, provocando un caos en el tráfico y dificultando el funcionamiento de los comercios. Cuando los agentes trataron de identificar a los manifestante y disolver la concentración, se produjeron violentos altercados.

Los medios locales informaron de que las autoridades se mantienen en alerta a la espera de las reacciones que podría causar el informe balístico que será conocido hoy y que podría dar la respuesta a si el agente disparó contra el joven o si -como sostiene- la muerte se produjo por el rebote de un bala.