Público
Público

La jubilación se acercará a los 70 años en Reino Unido

Los críticos dicen que la longevidad depende de la renta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sufrimiento no ha terminado. Al presupuesto más restrictivo de las últimas décadas, el Gobierno británico añadió ayer el anuncio de que la edad de jubilación se retrasará, y mucho antes de lo previsto. Los planes ya estudiados en la anterior legislatura van a endurecerse con la intención de ahorrar más dinero a las arcas públicas.

La edad de jubilación se ampliará a los 66 años para los hombres. Es probable que la medida entre en vigor en 2016, y no en 2024, la fecha prevista por el anterior Gobierno laborista. En el caso de las mujeres, ya se está aumentando gradualmente los plazos para que la edad sea de 65 años en 2020, y no de 60, como hasta ahora.

La medicina del Ejecutivo de David Cameron no acaba ahí. Nada está decidido aún, pero el ministro de Trabajo, Iain Duncan Smith, apuntó por dónde van las intenciones de los conservadores. 'En estos momentos, hay planes para aumentar la edad de jubilación a los 68 años en 2046 explicó en un discurso. Pero si tenemos que ser justos con la próxima generación de contribuyentes, y realistas sobre el aumento de la longevidad, habrá que tener un debate sobre hasta dónde podemos llegar'.

Un asunto tan delicado obligaba a esforzarse con los eufemismos, y a eso se aplicaron los defensores de la iniciativa. El viceprimer ministro, Nick Clegg, dijo que se trata de 'revigorizar la jubilación'. Se refería además a la decisión de aumentar cada año las pensiones (de las más bajas en Europa occidental) la cifra mayor entre estas tres variables: un 2,5%, la inflación o el incremento del salario medio.

En su discurso, Duncan Smith no quiso concretar demasiado. Sin embargo, tanto The Times como el Daily Telegraph informaron que a largo plazo la intención es que la jubilación se acerque a los 70 años. El argumento de que la gente vive más tiempo y con mejor salud no tuvo éxito entre los sindicatos, indignados por lo que consideran una demolición progresiva del Estado del bienestar. Entre otras cosas, porque el extendido argumento de la mayor longevidad depende y mucho del nivel de renta.

'Aumentar la edad de jubilación castigará más a los pobres que a los ricos. Los hombres de 65 años de Kensington y Chelsea (zonas de Londres de clase alta y media alta) pueden llegar a vivir otros 23 años, pero la gente de Glasgow (en Escocia) sólo vive 14 años más', dijo Brendan Barber, secretario general de TUC, la organización confederal de sindicatos.

En algunas zonas de Inglaterra, los parados mayores de 50 años lo tienen difícil para conseguir empleo. Una asociación de pensionistas denuncia que la política sólo conducirá a que la gente de 65 años pase más tiempo en el desempleo.