Publicado: 27.08.2014 19:08 |Actualizado: 27.08.2014 19:08

Los jubilados de Bolivia se movilizan por un aumento de sus pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los jubilados bolivianos han decidido reanudar este miércoles las protestas que comenzaron el lunes ante la negativa del gobierno de Evo Morales a concederles un bono anual de de 3.000 bolivianos (casi 330 euros) y un segundo aguinaldo que compense sus bajos ingresos.

Gregorio Anze, dirigente de la Confederación de Rentistas y Jubilados de Bolivia, ha anunciado que este sector ha decidido bloquear desde hoy calles y avenidas de las principales ciudades del país con vistas a una "gran movilización" el próximo lunes para conseguir sus reivindicaciones.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis Arce, ha insistido en que la reivindicación es "inviable", ya que "implicaría 92 millones de dólares que el Estado boliviano no se encuentra en posibilidad de garantizar", ha explicado.

"El Gobierno es tozudo. El Ministro de Economía no quiere entender nuestra necesidad (...) el sector rentista del país va a ser consecuente con su lucha", ha prometido Anze en declaraciones a la red Erbol.

El ministro Arce asegura que no se puede pagar un bono anual y segundo aguinaldo a los jubilados regulares del país porque pondrían en riesgo la inversión pública destinada a proyectos sociales, especialmente productivos, y ha defendido que su departamento "actúa con absoluta responsabilidad en el manejo de las finanzas públicas" y que, tras analizar la cuestión, ha llegado a la conclusión de "en el tiempo no es sostenible este pago".

Sin embargo, el Gobierno boliviano ha aprobado este miércoles la ley que autoriza el pago de un aguinaldo a los beneficiarios de la Renta Dignidad, una prestación que reciben todos los mayores de 60 años con o sin pensión regular, dando así respuesta al fondo de la las reivindicaciones del sector de los jubilados.

En concreto, esta paga extra complementará los ingresos de unas 800.000 personas. Los que cobran una jubilación reciben 200 bolivianos (casi 22 euros) mensuales en concepto de Renta Dignidad, mientras que los que no la tienen cobran 250 (unos 27,5). Con la medida aprobada por el Gobierno, cobrarán un doble aguinaldo, es decir una doble paga extra de navidad, de 400 (44 euros) y bolivianos (55 euros) respectivamente.

Según ha precisado el titular de Economía, si se aceptaran las reivindicaciones de los jubilados, "el próximo año no habría posibilidad de hacerlo y eso es irresponsable por parte de un Gobierno". No obstante, ha asegurado que los más de 560 millones de dólares para el pago de las pensiones están garantizados.

"Quisiéramos seguir subiendo (el monto de la Renta Dignidad) pero para subir tenemos que tener más plata, más crecimiento económico, si no estaríamos como antes, prestándonos plata", ha afirmado Morales durante un acto, celebrado en Palacio Quemado de La Paz.

Durante el mismo, Arce ha explicado que el pago ha sido posible gracias a la mejora en la producción de hidrocarburos en Bolivia, ya que proviene del 30% del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Morales ha subrayado que "quienes trabajaron como asalariados se jubilan" pero la mayoría de los bolivianos no lo hace. "Si yo no hubiera sido diputado, presidente, nunca me hubiera jubilado. Gracias al voto de ustedes ahora me puedo jubilar", ha reconocido.