Publicado: 29.01.2014 17:46 |Actualizado: 29.01.2014 17:46

Jueces para la Democracia acusa al PP de querer "enterrar" la justicia universal por la presión de China

Cree que la reforma que propone el PP acarreará el archivo del caso del genocidio en Tibet, de la muerte del cámara José  Couso, del asesinato de Ignacio Ellacuría en El Salvador, y de los procesos en Guatemala, Ruanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La asociación Jueces para la Democracia ha acusado al Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados de querer "enterrar definitivamente" el principio de justicia universal por las "notorias presiones" de China para conseguir el archivo de la causa sobre el genocidio tibetano. A su juicio, su proposición de ley supone una "intensa interferencia" del ámbito político en la Justicia por intereses comerciales, diplomáticos o estratégicos.

La asociación judicial ha tildado la iniciativa presentada por los 'populares' en el Congreso para refomar la Ley Orgánica del Poder Judicial como "un paso atrás en la lucha contra la impunidad" y ha defendido que la jurisdicción universal "no supone ninguna invasión de la soberanía ajena" pues únicamente se activa ante los más graves crímenes de derecho internacional. "La finalidad consiste en hacer frente a la impunidad y no en usurpar atribuciones a otros Estados", ha añadido.

Tras destacar que países como Estados Unidos, China o Rusia no han ratificado el Estatuto de la Corte Penal Internacional, la asociación ha criticado la disposición transitoria de la proposición de ley que permite sobreseer los procedimientos actualmente abiertos si no cumplen las nuevas condiciones. Esto es que se dirijan contra un español o un extranjero que resida habitualmente o se encuentre en España y cuya extradición hubiere sido denegada.

"Esta disposición implica el archivo de la mayoría de procedimientos judiciales que se siguen en nuestro país en aplicación del principio de jurisdicción universal", resume, para citar las causas del genocidio en el Tíbet, la muerte del cámara José Couso en Irak, los procedimientos por genocidio en Guatemala, Ruanda o Sahara o el asesinato del jesuita Ignacio Ellacurría y varias personas en El Salvador, entre otras.

A su juicio, es especialmente grave que nuestra legislación renuncie a perseguir graves delitos con víctimas españolas. Jueces para la Democracia también critica el "inusual" trámite utilizado para reformar una ley orgánica de tal trascendencia haciendo primar la "celeridad" y el principio de oportunidad, en contraposición al "sosiego, la reflexión y análisis".

Jueces para la Democracia reprueba en un informe el "protagonismo desproporcionado" que la iniciativa otorga a la Fiscalía en la persecución de estos delitos con la finalidad de dejar en sus manos el inicio de los procedimientos. "Debe recordarse el papel tradicionalmente contrario de la Fiscalía hacia la persecución de crímenes internacionales", ha agregado.

Por último, ha calificado el principio de justicia universal como "una conquista imprescindible" en la lucha contra los derechos humanos y ha concluido que las dificultades que plantean estos procedimientos no pueden servir de protexto para "liquidar un principio del que cabría obtener rendimientos beneficiosos para los derechos humanos".