Público
Público

El juez británico autoriza la extradición de Assange a Suecia

La defensa presentará un recurso, aunque el veredicto se lo pone difícil.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los abogados de Julian Assange sufrieron ayer una derrota completa en el juicio de extradición. El juez Howard Riddle decretó que el editor de Wikileaks debe ser enviado a Suecia para responder a varias acusaciones de delitos sexuales. Uno por uno, desechó todos los argumentos de la defensa, lo que hace pensar que lo tiene muy difícil para evitar la extradición. La defensa tiene siete días para presentar un recurso ante la instancia superior, como así hará.

El juicio no cambió nada la percepción del juez sobre el caso. Es más, la declaración de un testigo el abogado de Assange en Suecia terminó por perjudicar sus intereses. La realidad es que prácticamente todas las órdenes de extradición presentadas dentro de la UE se conceden de forma automática sin que los jueces entren en el fondo del asunto a menos que haya errores técnicos obvios, y Riddle no los ha encontrado.

El año pasado, 700 personas fueron extraditadas por Reino Unido a sus respectivos países en aplicación de la euroorden. El hecho de que Assange aún no haya sido procesado en Suecia no parece preocupar mucho al juez. 'La investigación preliminar no concluye hasta que se presentan las pruebas al señor Assange y hay un interrogatorio. Por consiguiente, existe una decisión de procesar (a Assange). Si es procesado, es probable que el juicio se celebre poco después', dice el veredicto.

Assange paga el precio por el confuso testimonio presentado por su abogado en Suecia, que no pudo demostrar que había hecho todo lo posible por localizar a su cliente cuando estaba aún allí y la fiscal pretendía interrogarlo. El juez ha confirmado que los delitos por los que se le investiga en Suecia se corresponden con delitos existentes en la legislación británica, requisito básico para conceder una extradición.

'De los hechos comprobados, se puede deducir de forma razonable que el señor Assange evitó deliberadamente su interrogatorio antes de abandonar Suecia', escribe el juez. En su recurso, los abogados de Assange tendrán que ser capaces de desmentir esa impresión si quieren tener éxito. Además, alegarán que el juicio que se celebrará en Suecia será secreto. El juez Riddle les recuerda que la presentación de pruebas sí se hará sin público, no así la declaración de las partes.

A la salida del tribunal, Assange no se mostró muy sorprendido: 'Siempre hemos sabido que tendríamos que apelar'. El editor de Wikileaks se quejó de que la euroorden concede un poder ilimitado a los gobiernos europeos: 'No puede ser que con rellenar dos páginas con el nombre de alguien y una sospecha, que no un procesamiento, se pueda conceder la extradición a cualquiera de los 26 estados europeos'.