Publicado: 05.06.2013 16:49 |Actualizado: 05.06.2013 16:49

Un juez dimite en Israel tras decir durante una vista que "algunas chicas disfrutan al ser violadas"

Polémica por sus declaraciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un juez ha desatado la polémica en Israel al afirmar, durante una vista relacionada con un caso de violación de una menor, que hoy tiene ya 19 años, que "algunas chicas disfrutan al ser violadas". El magistrado Nisim Yeshaya ha anunciado que dimite de todas sus responsabilidades tras haber originado una intensa polémica son sus declaraciones, según ha informado el diario Yedioth Ahronoth.

Yeshaya, que aunque estaba retirado seguía atendiendo algunos casos de apelación institucionales en el Distrito de Tel Aviv, ha tomado la decisión tras la reunión que ha mantenido con la ministra de Justicia, Tzipi Livni, y con el presidente del Tribunal Supremo, Asher Grunis. Livni ha celebrado su decisión por entender que era lo único que se podía hacer para restaurar la confianza en el sistema judicial israelí tras unas declaraciones tan graves. "Todos los jueces deben saber que están bajo escrutinio y que se deben comportar como corresponden a quienes salvaguardan la ley y deciden el futuro de otros", ha afirmado.

Livni: "No es sólo una declaración, es una percepción contra la que las mujeres hemos estado luchando durante años"

"Esto no es sólo una declaración, se trata de una percepción contra la que las mujeres hemos estado luchando durante años, el que las víctimas seamos culpadas de la violación. Una declaración así, incluso inintencionada, podría legitimar la violación en mentes retorcidas de potenciales violadores y los jueces también deben saber que cuando una mujer dice no significa no", ha explicado Livni.

En medio de una vista ayer de la Comisión de Apelaciones de la Seguridad Social, en la que no estaba presente la víctima, el juez sorprendió a los participantes con el comentario, que ha desatado airadas protestas y condenas de todo el espectro político local. La presidenta de la comisión parlamentaria para el Estatus de la Mujer, Aliza Laví, pidió a Livni el cese de inmediato a Yeshaya.

La joven tenía 13 años cuando fue violada por cuatro palestinos. Su abogada, Aloni Sadovnik, describió la declaración del juez en la corte a la radio del Ejército israelí: "En medio de un debate apasionado, el juez de repente dice en alto, a oídos de todo el mundo presente, 'Hay algunas chicas que disfrutan de que las violen". "La sala quedó en silencio", añadió la letrada y precisó que "incluso los (otros dos) miembros del tribunal (de apelaciones) quedaron callados durante varios minutos. Ni siquiera él se percató de lo que acababa de decir. No entendía porqué todo el mundo guardaba silencio al mismo momento".

"Están tratando de lograr publicidad a mi costa", se intentó defender el juez antes de dimitir

La abogada de la víctima precisó que los otros dos magistrados administrativos trataron de calmar los ánimos y minimizar el daño de las declaraciones de su compañero. Yeshaya afirmó sobre el escándalo antes de dimitir que "no es serio". "Están tratando de lograr publicidad a mi costa. Yo no creo que la víctima de una violación no sufra un daño de la misma o que la violación no sea un grave delito. (Mis comentarios) fueron malinterpretados", puntualizó. La Administración de Tribunales dijo que el juez no tenía intención de ofender a la víctima de violación y que lamentaba los comentarios.

"Sobrecogedoras y escandalosas", calificó sus declaraciones la titular de Cultura y Deporte, Limor Livnat, que también ha intercedido para que el juez pase a jubilación absoluta. "Las víctimas de violación experimentan severos traumas mentales. Es difícil imaginar el daño causado por ese comentario, que podría disuadir a otras víctimas de asaltos sexuales (de acudir a las autoridades)", señaló. El juez era el candidato favorito del primer ministro, Benjamín Netanyahu, para presidir el Tribunal interno del partido Likud, aunque hoy le retiró su apoyo porque "una persona que se expresa así no merece el cargo".