Publicado: 04.11.2013 14:00 |Actualizado: 04.11.2013 14:00

El juez Gómez Bermúdez procesa a un exministro guatemalteco por el asesinato de diez presos

El magistrado sostiene que Vielmann creó "una estructura criminal parapolicial" para "ejecutar extrajudicialmente" a los reclusos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha procesado al exministro de Gobernación de Guatemala Carlos Vielmann por autorizar y supervisar entre noviembre de 2005 y septiembre de 2006 la ejecución de diez presos que se amotinaron o intentaron la fuga en dos cárceles del país centroamericano.

En un auto dictado este lunes, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 sostiene que Vielmann y varios imputados en otros procedimientos creó "una estructura criminal parapolicial" y "un cuerpo clandestino del seguridad dentro del propio Ministerio de Gobernación", equivalente al de Interior, para "ejecutar extrajudicialmente" a los reclusos.

En concreto, el juez instructor relata cómo Vielmann, que tiene nacionalidad española desde 2009, diseñó el asalto a la cárcel Granja Modelo de Rehabilitación Pavón y presentó este plan al entonces presidente de la República de Guatemala, Óscar Berger, quién "dio su autorización a la realización del asalto con el objetivo oficial de recuperar la gestión del centro".

Tres de los asesinatos tuvieron lugar el 3 de noviembre y el 1 de diciembre de 2005 tras una fuga de 19 reclusos de la cárcel Fraijanes II, conocida como El Infiernito. Los otros siete se produjeron el 25 de septiembre de 2006 durante un operativo que tenía la finalidad de retomar el control de la granja Pavón.

El magistrado, que dicta el procesamiento a instancias del fiscal Pedro Martínez Torrijos, señala que tras la toma de El Infiernito, Vielmann y sus subordinados decidieron no entregarlos a las autoridades penitenciarias, como estipulaba el denominado plan Gavilán con el que diseñaron la operación, sino ponerlos a disposición del equipo policial para "matarlos".

No obstante, el instructor señala que este procedimiento no se dirige contra ellos por "estar siendo o haber sido investigados o juzgados" por estos mismos hechos "por otras jurisdicciones", entre ellas las de Guatemala, Suiza y Austria. En su auto señala, tal y como sostenía el fiscal, que la documentación que consta en el procedimiento y las declaraciones testificales que han prestado varios supervivientes ofrecen "numerosos indicios" de que el querelllado "o bien participaba de la trama criminal o bien la conoció desde el principio aceptando cualquier asesinato que se produjera en el desarrollo de la captura de los presos fugados".

Entre las pruebas que existen contra Vielmann se encuentran un vídeo en el que se puede observar que los presos mantuvieron una "actitud pacífica" y la declaración de varios testigos que señalaron que la posición de las granadas que aparecían empuñando los reclusos en algunas fotografías "impedía totalmente su uso", lo que "sugiere de nuevo la manipulación de la escena del crimen".

En los tres casos Vielmann, que fue ministro de Gobernación de Guatemala entre el 22 de julio de 2004 y el 26 de marzo de 2007, dio la versión oficial de que los prófugos trataban de huir y murieron tras un enfrentamiento armado con la policía.

El exministro guatemalteco fue detenido el 13 de octubre de 2010 en Madrid aunque quedó libre el 23 de noviembre después de que la Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala no ejecutara la petición de extradición que había formulado.