Público
Público

juicio periodistas turcos Un tribunal de Turquía ordena la liberación de 7 de los 11 periodistas encarcelados

El IPI ha pedido que se liberen a los cuatro que faltan y que se retiren los cargos. Afirman que es una violación de los derechos humanos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cartel de apoyo a los periodistas turcos encarcelados que circula por las redes sociales.

Un tribunal de Turquía ordenó este viernes la liberación de siete de los once periodistas en prisión del periódico Cumhuriyet, el último medio crítico con el gobierno de Erdoğan. El juicio contra 17 periodistas y ejecutivos del medio comenzó el pasado miércoles. 

Los trabajadores que han sido liberados son: los abogados Bülent Utku y Mustafa Kemal Güngör, el caricaturista Musa Kart, el editor de suplementos literarios Turhan Günay, el representante de los lectores y columnista Güray Öz, el columnista Hakan Karasinir y el administrador de impresión Önder Çelik.

La coalición de grupos internacionales de libre expresión y organizaciones de periodistas profesionales, International Press Institute (IPI) ha pedido reiteradamente a las autoridades que liberen a los periodistas de Cumhuriyet de la prisión y que el tribunal desestime todos los cargos. La encarcelación de estos profesionales es una "violación de los derechos humanos", afirman.

La justicia turca acusa a los periodistas y ejecutivos de Cumhuriyet de "ayudar a una organización terrorista armada sin ser miembro". Sostienen que el medio superó los límites de la libertad de expresión y que criticó las políticas gubernamentales. Los fiscales piden penas de prisión de hasta 43 años.

Desde el comienzo del juicio, el IPI junto con otros grupos internacionales de expresión libre, periodistas internacionales y miembros del Parlamento Europeo, viajaron a Estambul para observar el desarrollo de las jornadas. 

Estos grupos defensores de los derechos humanos denuncian que el juicio se trata de una persecución política por parte del presidente Erdoğan. Les acusa de apoyar el movimiento dirigido por el estadounidense Fethullah Gülen -a quien el gobierno culpa por el fracasado intento de golpe de estado en julio de 2016-.

Según los trabajadores del medio, el caso pretende silenciar a Cumhuriyet, una de las pocas voces opositoras que quedan en el país. Se cruza, así, otro límite en la violación de los derechos humanos, el estado de derecho y de la Democracia en sí por parte del gobierno turco.

Los diputados al Parlamento Europeo expresaron su profunda preocupación por el estado de la libertad de prensa en Turquía. Es el país que más periodistas en prisión tiene del mundo. Son 150 los profesionales de la información que se encuentran actualmente en prisión.

El juicio contra Cumhuriyet continuará durante toda la semana, con una decisión provisional sobre la detención adicional de los acusados ​​que se espera el viernes.