Público
Público

Assange considera "un insulto" la respuesta británica al fallo de la ONU

Tras el veredicto del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas en favor del fundador de WikiLeaks, el coordinador de su defensa, el exmagistrado Baltasar Garzón, asegura que las decisiones de la ONU "son imperativas y universales", por lo que Reino Unido y Suecia deben desistir de arrestar al periodista australiano.

Publicidad
Media: 4.44
Votos: 9
Comentarios:

Intervención del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en la rueda de prensa de sus abogados y colaboradores, en Londres. REUTERS

@Alopezdemiguel

MADRID.- "Hoy hemos conseguido una victoria realmente significativa que ha traído una sonrisa a mi cara". El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, celebraba este viernes el fallo del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU, que ha dado la razón al periodista australiano en su causa contra Reino Unido y Suecia. Naciones Unidas ha estimado que la detención de Assange, que durante cinco años y medio ha sufrido diferentes formas de privación de libertad, es "arbitraria", por lo que Assange y sus abogados exigen que ambos países cesen de inmediato en su intento de capturarle, algo a lo que estos se niegan.

Baltasar Garzón: "Es una de las resoluciones más contundentes que he leído".

De hecho, Assange ha calificado de "insulto" la respuesta del Gobierno británico a este veredicto, poco después de que el ministro de Exteriores de Reino Unido, Philip Hammod, tildara de "ridículas" las conclusiones de Naciones Unidas. Hammod afirma que el dictamen de la ONU "no cambia nada", a lo que el periodista australiano contesta que es "jurídicamente vinculante", y que Naciones Unidas insiste en que la situación que ha vivido es "ilegal". 

"He pasado cinco años y medio arrestado a pesar de que no había cargos en mi contra", sostenía Assange, reconociendo que ha sido una situación "difícil". Desde la Embajada de Ecuador en Londres, en la que encontró asilo hace más de tres años y medio, el fundador de WikiLeks ha intervenido telemáticamente en una rueda de prensa de sus abogados y colaboradores en el Frontline Club de la capital británica para valorar el fallo, que puede servir como elemento de presión al Gobierno británico, pero que a priori no parece suficiente para garantizar que sea liberado.

La defensa de Assange decidió pedir la intervención de la ONU en septiembre de 2014. Tres de los cinco miembros del panel de Naciones Unidas han votado a favor de dar la razón al periodista australiano, y sólo una de ellos se ha opuesto. Sin embargo, las autoridades británicas insisten en que lo detendrán y será deportado a Suecia si pone un pie fuera de la embajada.

Tras varios cambios en la causa, Suecia persigue a Assange por la supuesta comisión de un delito de violación, mientras él se declara inocente. Teme que el verdadero fin de la justicia sueca sea extraditarlo a Estados Unidos, donde se mantiene abierto otro proceso penal contra Assange por la actuación de WikiLeaks. Es probablemente el país más perjudicado por las revelaciones de esta web, que han demostrado cientos o miles de casos de vulneración de derechos humanos, torturas o corrupción.

Vehículo policial a las puertas de la Embajada de Ecuador en Londres, en la que Julian Assange se encuentra recluido. REUTERS

Garzón: "Ningún organismo internacional puede amparar esta situación"

El exjuez Baltasar Garzón, hoy responsable de la defensa de Assange y presente en la rueda de prensa, cargaba contra el Ejecutivo británico sin citarlo explícitamente. "Parece que algunos Gobiernos no lo saben, pero la existencia de estos grupos de trabajo es decisión de la Asamblea General y sus decisiones son imperativas y universales", afirmaba.

Garzón ha sostenido que esta resolución es "una de las más contundentes" que ha conocido en toda la historia de este grupo, y deja claro que la privación de libertad de Assange es "arbitraria" e "incompatible con la presunción de inocencia". "Ningún organismo internacional puede amparar esta situación ni un minuto", zanjaba.