Publicado: 22.10.2014 11:59 |Actualizado: 22.10.2014 11:59

Juncker dice que quiere acelerar su plan de inversión de 300.000 millones para reanimar a la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pleno del Parlamento Europeo ha dado este miércoles luz verde a la Comisión Europea que presidirá el ex primer ministro de Luxemburgo Jean-Claude Juncker, así como a los veintisiete miembros de su colegio de comisarios. El Ejecutivo europeo para los próximos cinco años recibió 423 votos a favor, 209 en contra y 67 abstenciones de un total de 699 votos emitidos.

En su discurso antes la Eurocámara antes de la votación,  Juncker ha anunciado su intención de acelerar el plan de inversión público-privada de 300.000 millones de euros para presentarlo antes de Navidades, en lugar de febrero como había previsto inicialmente, con el fin de reactivar la economía y combatir el paro. "Presentaré el plan antes de Navidad. Es necesario darse prisa, es urgente", ha asegurado Juncker en su discurso previo a la investidura de su equipo.

El plan no tendrá un carácter "cíclico", ha proseguido, sino que el objetivo es impulsar el crecimiento de Europa a medio plazo. "La principal tarea es combatir el desempleo, no sólo el escandalosamente alto paro juvenil, sino en general", ha apuntado.

En todo caso, el político luxemburgués no ha dado más detalles sobre cómo se financiará este plan de inversión ni cuánto dinero nuevo incluirá. Eso sí, ha dejado claro que no se financiará con más deuda y ha lanzado una apelación al sector privado para que participe. La inversión, según ha recordado, ha caído de media un 20% desde los niveles previos a la crisis y sin ella no puede haber recuperación.

Juncker ha reiterado además que las reglas presupuestarias del Pacto de Estabilidad y Crecimiento "no se cambiarán", pero sí se aplicarán con "flexibilidad". En este sentido, ha sostenido que ni la "austeridad excesiva" ni el "endeudamiento excesivo" funcionarán por sí mismos para consolidar la recuperación y ha abogado por combinar consolidación fiscal, inversión y reformas estructurales. "Quiero que la Unión Europea tenga la triple A social (en referencia a la máxima nota que otorgan a la deuda las agencias de 'rating'). La 'triple A' social es más importante que la 'triple A' económica y financiera", ha apuntado.

En respuesta a los resultados de las exámenes que la Eurocámara ha hecho a los comisarios designados -y que llevaron a la sustitución de la candidata original eslovena, Alenka Bratusek, por Violeta Bulc-, Juncker ha anunciado una serie de cambios menores adicionales en su equipo. En primer lugar, otorgará a su vicepresidente primero, el socialista holandés Frans Timmermans, competencias en materia de Desarrollo Sostenible.

Además, retira las competencias de Ciudadanía al comisario húngaro, Tibor Navracsics, que se quedará con Educación, Cultura y Deportes, y se las adjudica al griego, Dimitris Avramopoulos, responsable de Inmigración e Interior. Finalmente, las competencias en materia de productos farmacéuticos quedarán en manos de la cartera de Sanidad y no pasarán a Mercado Interior, como estaba previsto inicialmente.

Juncker ha asegurado también que el futuro acuerdo de libre comercio entre la UE y Estados Unidos no incluirá "tribunales secretos" para disputas entre inversores y Estados y que cualquier sistema de arbitraje deberá ser aprobado expresamente por el socialista Timmermans.