Publicado: 28.05.2015 12:52 |Actualizado: 28.05.2015 12:52

La justicia alemana archiva un caso contra un criminal nazi por padecer demencia

El ahora anciano de 93 años dirigió una división que asesinó al menos a 342 personas, pero su estado mental no le permite ni siquiera comparecer ante el tribunal.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Una división de granaderos de las SS (la división “Totenkopf”), durante la batalla de Kursk.

Una división de granaderos de las SS (la división “Totenkopf”), durante la batalla de Kursk.

BERLÍN.- La Fiscalía alemana se ha visto obligada a cerrar el proceso contra un presunto criminal de guerra nazi, acusado de haber participado en 1944 en una masacre en Italia, al no ser capaz ya de comparecer ante la Justicia por la demencia que padece.

El hombre, cuyo nombre no ha trascendido, y que tiene actualmente 93 años, está acusado de complicidad en la matanza de varios centenares de civiles en la ciudad italiana de Sant' Anna die Stazzema, en la provincia de Lucca, en la Toscana, el 12 de agosto de 1944. La masacre se atribuye a los soldados de la 16ª División de Granaderos de las SS, que él comandaba.



El anciano padece una demencia tan severa que hubiese sido un "simple objeto" en el proceso penal

La evaluación de la amplia documentación permite concluir que el anciano, en caso de haber estado en condiciones de comparecer ante la Justicia, "habría podido ser acusado con gran probabilidad por asesinato vil y cruel en 342 casos", señaló la Fiscalía General de Hamburgo en su comunicado.

No obstante, el informe neuropsicológico y neurológico encargado por la Fiscalía dictamina que "padece una demencia tan severa" que, de continuar el proceso, el acusado quedaría degradado a "simple objeto" del proceso penal, sin quedar garantizada la condición constitucionalmente protegida de sujeto, agrega el texto.

El número juicios por crímenes nazis está disminuyendo en los últimos años porque muchos de los sospechosos, todos de avanzada edad, han ido falleciendo. 

Este mes de abril comenzó el juicio en Alemania contra Oskar Gröning, el denominado contable de Auschwitz, también de 93 años, acusado de complicidad en el asesinato de 300.000 personas como encargado de confiscar las pertenencias de los deportados que llegaban al campo de concentración y exterminio.

Etiquetas