Público
Público

La Justicia argentina pide liberar al piloto de los 'vuelos de la muerte'

El ex militar había sido detenido en Valencia desde donde fue extraditado al ser reclamado como torturador por un juez de Buenos Aires

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Justicia argentina ha ordenado la puesta en libertad de Julio Poch, el ex militar y piloto acusado de haber participado en los vuelos de la muerte desde los que, durante la dictadura que vivió el país entre 1976 y 1983, se arrojaba al mar a los detenidos.

La Sala II de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal ordenó además profundizar la investigación para determinar la situación de Poch, quien fue extraditado en mayo pasado desde España, donde había sido detenido en septiembre de 2009 cuando hizo una escala como piloto de una aerolínea holandesa.

En su fallo, los jueces Martin Irurzun, Eduardo Farah y Horacio Cattani también establecieron una fianza a Poch de 150.000 pesos (37.500 dólares), precisó el Centro de Información Judicial. 'La situación hasta aquí expuesta conduce a que debamos expedirnos de forma excepcional, revocando la resolución y disponiendo la excarcelación del imputado', indicaron los magistrados en su resoluión.

Los jueces resaltaron que desde octubre pasado a la actualidad, el juez de primera instancia de la causa no emitió el 'pronunciamiento de mérito sobre la situación del encausado' pedido por el tribunal.

En octubre, la Cámara anuló el procesamiento de Poch al considerar que no está 'mínimamente acreditada' su vinculación con los hechos que se investigan y ordenó que se profundicen las pesquisas.

Por la ESMA pasaron unos 5.000 detenidos durante la dictadura

Dictaminó además que no se puede culpar al piloto considerándolo 'genéricamente' como miembro de grupos paramilitares que actuaron en el centro ilegal de detención que funcionó en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA) de Buenos Aires, muchos de cuyos prisioneros fueron arrojados al mar desde aviones militares.

Tampoco halló pruebas suficientes para acusarlo de haber participado en 'vuelos de la muerte', así como del delito de privación ilegal de la libertad, cargos por los que el aviador había sido procesado por el juez Sergio Torres, quien investiga delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA, el mayor centro de detención de la dictadura (1976-1983).

Torres había procesado a Poch por los 'vuelos de la muerte' y el secuestro de las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet, del periodista y escritor Rodolfo Walsh y de la joven sueca Dagmar Hagelin, entre otros detenidos en la ESMA que actualmente están desaparecidos. Se calcula que por la ESMA pasaron unos 5.000 detenidos durante la dictadura, que dejó en total un saldo de 30.000 desaparecidos.