Público
Público

La Justicia belga condena por primera vez a un joven por insultos machistas en la calle

El joven tendrá que pagar una multa de 3.000 euros por insultar a una agente de Policía, después de que esta le diera el alto por cometer una infracción de tráfico. Si no paga la multa, deberá cumplir una pena en prisión de un mes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Es la primera vez que en Bélgica se aplica la nueva ley contra el sexismo.

El Tribunal Correccional de Bruselas ha condenado a un joven a pagar una multa de 3.000 euros en virtud de la nueva ley contra el sexismo aprobada en 2014 por insultar en la calle a una policía por su condición de mujer.

El joven fue acusado de atentado grave a la dignidad de una persona por motivo de su sexo, ultraje y amenazas por insultar a una agente de tráfico en junio de 2016 por su condición de mujer, después de que esta le diera el alto por cometer una infracción de tráfico, según ha informado el diario Le Soir, que ha avanzado la sentencia.

Si el joven no paga la multa en el plazo legal deberá cumplir una pena en prisión de un mes. Se trata de la primera vez que un caso de ofensa machista en el espacio público recibe una condena en Bélgica tras la entrada en vigor de la ley contra el sexismo, que prevé una multa de 500 euros por ofensas sexistas en la calle, que puede elevarse a un total de 6.000 euros.

"Es la primera vez que hemos utilizado esta ley para condenar a alguien", ha explicado el portavoz de la Fiscalía del Rey de la localidad de Halle Vilvorde, en las afueras de Bruselas, Gilles Blondeau.

"Es bastante frecuente que personas a las que la Policía da el alto profieran insultos y amenazas, pero tomarla personalmente contra una policía por motivo de su sexo es algo particular. Era un buen caso para poner a prueba esta ley", ha precisado, citado por el diario belga.

El portavoz ha admitido que las amenazas verbales e insultos racistas son complejos de perseguir pero en este caso "concreto y muy claro" había "numerosos testigos".