Público
Público

Kabul Daesh reivindica la autoría del doble atentado en Kabul que ha dejado 40 muertos

Al menos 40 personas han muerto este jueves en un doble atentado suicida perpetrado en Kabul por terroristas del autoproclamado Estado Islámico en el edificio que albergaba una escuela coránica chií.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Escenario del ataque suicida perpetrado por ISIS en una escuela coránica chií que costó la vida de 40 personas y dejó más de 30 heridos, en Kabul, Afganistán. / EFE

Al menos 40 personas han muerto este jueves en un doble atentado perpetrado en Kabul por terroristas suicidas pertenecientes al grupo terrorista Daesh en el edificio que albergaba una escuela coránica y la sede de la agencia local de noticias Sada-i-Afganistan (Voz de Afganistán), según ha informado un portavoz del Ministerio del Interior.

Un mensaje difundido por el sitio web de propaganda Amaq, vinculado al grupo yihadista, Daesh o autoproclamado Estado Islámico reivindicó la autoría del atentado. Afirma que un suicida de su grupo terrorista se hizo explotar en ese centro cultural, que precisa recibe apoyo iraní.

La cifra de heridos dista de unas fuentes a otras, pero estaría en torno a las 40 personas afectadas. La explosión se produjo hacia las 10.30 hora local (06.00 GMT) en el área de Qala-e-Nazer, en el oeste de Kabul

La mayoría de las víctimas son activistas culturales que habían acudido al centro cultural Tebyan para una reunión. Además, entre las víctimas mortales figuran tres periodistas. 

Las agencias señalan que tras la explosión se ha registrado un tiroteo en la zona, que ha sido acordonada por las fuerzas de seguridad.

Un funcionario del Ministerio de Interior, que pidió el anonimato, reveló a Efe que el ataque estaba dirigido contra la minoría musulmana chií, a la que pertenece el centro cultural.

El portavoz de la Policía de Kabul, Basir Mujahid, reveló a Efe que "la mayoría de los edificios en esa área pertenecen a chiíes", por lo que cree "firmemente" que el centro cultural atacado también.

Los atentados contra la minoría chií son comunes en Afganistán y el último de ellos de relevancia se produjo en octubre, cuando murieron 39 personas y otras 45 resultaron heridas en una acción en Kabul reivindicada también el grupo yihadista.