Público
Público

Karzai decide negociar con los talibanes

El presidente afgano crea un Consejo de Paz que dirigirá el proceso de reconciliación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, anunció la creación de un Alto Consejo de Paz con el que pretende atraer a los talibanes a un proceso de reconciliación en el que se dará dinero e incentivos laborales a los combatientes sin rango para que abandonen la insurgencia, y se ofrecerá a sus jefes asilo en otros países musulmanes.

En una reunión en Kabul con ministros y altos cargos de su Gobierno, Karzai aprobó la creación de este órgano, que estará formado por políticos, opositores y personalidades de la sociedad civil (incluidas mujeres, según el comunicado oficial) cuyos nombres serán desvelados tras el fin del Ramadán, la próxima semana.

Un portavoz de la presidencia afgana, Seyamak Herawai, precisó a Efe que alrededor de 50 miembros formarán parte del Consejo de Paz, una mayoría de ellos líderes tribales y personas 'influyentes'.

Según el corresponsal de la BBC en Kabul, Mark Dummett, se especula con la presencia en ese consejo de varios de los controvertidos 'señores de la guerra' que combatieron contra los talibanes en la Alianza del Norte hasta que el régimen talibán fue derrotado en 2001 a causa de los bombardeos masivos y la invasión de EEUU, en represalia por los atentados del 11-S.

Se cree que varios señores de la guerra participarán en el nuevo organismo

La semana pasada, Karzai se reunió con antiguos jefes muyahidines (combatientes islámicos que lucharon contra la ocupación militar soviética) para discutir la composición del nuevo Consejo.

La Jirga o Asamblea de paz que reunió en junio en Kabul a unos 1.600 líderes tribales aprobó una declaración no vinculante que sugería medidas como la liberación de prisioneros y la retirada de nombres de la 'lista negra' de la ONU para abordar el diálogo formal con la insurgencia.

Aunque durante años se ha informado de encuentros secretos entre talibanes y delegados gubernamentales, el movimiento talibán siempre ha negado esos contactos y rechaza toda negociación hasta que las tropas internacionales abandonen el país.

Tras su última visita a Afganistán, el secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, aseguró que el mayor peligro lo constituyen las bandas talibanes que operan a partir del territorio de Pakistán, donde las inundaciones entorpecen las operaciones contra insurgentes del ejército.