Público
Público

Ken Loach: "Privaticemos el funeral de Thatcher. Ella lo habría querido"

Las reacciones críticas sobre la figura de Margaret Thatcher tras su fallecimiento van desde la recogida de firmas para evitar su funeral de Estado hasta las congregaciones espontáneas para beber champán

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

La muerte de Margaret Thatcher, lejos de provocar un aluvión unánime de lamentos y condolencias, también ha generado manifestaciones sarcásticas e incluso de júbilo colectivo.

La 'Dama de hierro', quien ya en vida consiguió obstaculizar la carrera de Ken Loach, ha recibido por parte del director británico uno de los comentarios más irónicos que se han visto en internet: '¿Cómo deberíamos honrarla? Privaticemos su funeral. Saquémoslo a concurso público y aceptemos la oferta más barata. Es lo que ella habría querido.' Loach hace referencia a la política privatizadora que la primera ministra puso en marcha durante su mandato, una tendencia neoliberal que el cineasta ya reflejó con intención crítica en 2001 con su película 'La cuadrilla'.

Precisamente en alusión al funeral de Thatcher, que tendrá lugar el 17 de abril en la Catedral de San Pablo, se ha puesto en marcha una recogida de firmas con la que sus detractores intentan llevar a la Cámara de los Comunes la negativa popular a que la exprimera ministra reciba honores de Estado. La propuesta, que necesita 100.000 firmas y que en pocas horas ya ha recibido el apoyo de miles de personas, se ha difundido en Twitter con el hashtag #NoStateFuneral.

En Reino Unido se ha abierto una recogida de firmas para evitar su funeral de Estado

Menos decorosas han sido las celebraciones que han tenido lugar en ciudades como Glasgow, Bristol, Belfast o Londres horas después de conocerse la muerte de la mandataria británica. En la ciudad escocesa el ayuntamiento se vio obligado a pronunciarse para pedir a los ciudadanos que evitaran congregarse nuevamente en la concurrida plaza de San Jorge, donde la noche anterior un centenar de personas se había reunido para festejar el acontecimiento sin el permiso de la alcaldía. Sin embargo, ha sido en Bristol donde han tenido lugar los sucesos más graves después de que seis policías resultaran heridos tras los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y doscientas personas reunidas en el barrio Easton de aquella ciudad. Mientras, en la capital británica se ha anunciado una concentración en Trafalgar Square el sábado por la tarde cuya convocatoria ya se está propagando por las redes sociales.

Finalmente, desde Belfast, el viceprimer ministro norirlandés Martin Guinness ha pedido respeto por la memoria de la 'Dama de hierro'. El antiguo miembro del IRA ha declarado: 'Thatcher no fue una artífice de la paz, pero la gente no debería festejar su muerte'.