Publicado: 23.07.2014 16:54 |Actualizado: 23.07.2014 16:54

Kiev acusa a Moscú de abatir desde territorio ruso dos aviones de combate ucranianos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las milicias prorrusas derribaron este miércoles dos aviones de combate ucranianos en la rebelde región de Donetsk, cerca del lugar donde el día 17 se estrelló el avión malasio con 298 ocupantes tras ser alcanzado por un misil. El Gobierno de Kiev ha asegurado que sus dos cazas fueron alcanzados por proyectiles lanzados desde territorio ruso, a pesar de que los insurgentes se han atribuido el derribo.

"Nuestros dos aviones SU-25 fueron alcanzados cuando volaban a una altura de 5.200 metros. Según datos preliminares, el disparo de los misiles se hizo desde territorio de la Federación Rusa", dijo el portavoz del Consejo de Seguridad y de Defensa ucraniano, Andrei Lisenko.

Anteriormente, un representante de Kiev confirmó que dos de sus cazas fueron derribados poco después de que los rebeldes de Donetsk informaran de que habían abatido los dos aparatos ucranianos cerca de la localidad de Snézhnoe, a menos de 20 kilómetros del lugar donde se estrelló el Boeing 777 malasio. "El piloto de uno de los aviones de combate se catapultó cerca de Snézhnoe. Lo estamos buscando. Otro avión Sujoi-25 fue alcanzado y voló hacia el norte", dijo una fuente de la autoproclamada república popular de Donetsk.

Según el oficial de prensa de los militares ucranianos, los dos pilotos "han aterrizado seguramente en un territorio controlado por grupos armados ilegales", como califican en Kiev a los separatistas prorrusos que actúan en el este de Ucrania. Los sublevados también atacaron con artillería posiciones ucranianas en el paso fronterizo de Marínovka, próximo a Snezhnóe y a unos 30 kilómetros de la localidad de Grabovo, donde cayó la mayor parte de los restos del avión malasio derribado el pasado jueves en una zona controlada por los prorrusos.

Por otra parte, los milicianos que combaten contra las tropas ucranianas en la vecina región de Lugansk aseguraron haber derribado ayer otros dos cazas ucranianos, aunque Kiev no ha confirmado esta información. El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, ordenó hace dos días un alto de fuego unilateral en un radio de 40 kilómetros alrededor del lugar de la tragedia del Boeing malasio, en la zona donde han sido derribados los dos cazas ucranianos.