Publicado: 13.04.2014 18:30 |Actualizado: 13.04.2014 18:30

Kiev da un ultimátum a los prorrusos del Este para que depongan las armas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ucrania ha fijado hasta las 8:00 del lunes el plazo para que los separatistas pro-rusos del Este del país depongan las armas y liberen los edificios oficiales que han tomado.

Un decreto presidencial firmado por el presidente interino Alexándr Turchínov así lo establece después del que el jefe del Ejecutivo anunciara en un discurso televisado el comienzo a "escala completa" de una "operación antiterrorista" que implica al ejército contra los militantes pro-rusos.

En el mensaje emitido, Turchínov prometió que no se perseguirá a quienes entreguen las armas "y no hayan disparado" contra los efectivos de seguridad ucranianos, que hoy lanzaron una operación antiterrorista en la ciudad de Slaviansk.

Advirtió de que el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania ha decidido comenzar una "operación antiterrorista de envergadura con el empleo de las fuerzas armadas" en las regiones orientales de país, donde activistas prorrusos han tomado una serie de edificio públicos.

El Gobierno de Ucrania no permitirá la repetición del "guión de Crimea en las regiones orientales de Ucrania", recalcó Turchínov, en alusión a la reciente anexión de esa región ucraniana por la Federación de Rusia.

Aseguró que las autoridades ucranianas han hecho todo por evitar el derramamiento de sangre, pero están dispuestas a rechazar "con las armas en la mano los intentos de invasión y desestabilización, así como las acciones terroristas".

Los militantes prorrusos se hicieron hoy con el control total de Slaviansk, en el sureste de Ucrania, y rechazaron una operación policial lanzada por el Gobierno de Kiev para restaurar el orden en esta ciudad de cerca de 120.000 habitantes y que se ha cobrado ya sus primeras víctimas.

Al menos un oficial del Servicio de Seguridad de Ucrania murió y otros cinco efectivos resultaron heridos en un tiroteo con las milicias prorrusas en uno de los accesos de esta localidad de la región de Donetsk, admitió el ministro del Interior ucraniano, Arsén Avákov.

"Los separatistas también han sufrido bajas, en un número indeterminado. Los separatistas han comenzado a protegerse con un escudo humano formado por civiles", escribió Avákov en su página de la red social Facebook.

Toda la localidad está rodeada por barricadas y puestos de control, donde montan guardia activistas prorrusos armados con fusiles Kalashnikov, vestidos de camuflaje y algunos con pasamontañas.

En las barricadas montadas en el puente sobre el río Kazionni Torets, en uno de los accesos a Slaviansk, unas 200 personas pedían ayuda a Rusia y a su presidente, Vladímir Putin, para hacer frente a las fuerzas especiales ucranianas.

"¡Decidle a Putin que nos ayude!", gritaba exaltada una mujer con un icono ortodoxo en las manos a un grupo de corresponsales de medios extranjeros.

El Gobierno de Ucrania acusó hoy a los servicios de espionaje rusos de participar activamente en "la sublevación separatista" y la toma de edificios oficiales en ciudades del sureste del país.

"En las regiones orientales de Ucrania, lo servicios de espionaje rusos y saboteadores han iniciado una operación separatista a gran escala, con el objetivo de tomar el poder, desestabilizar la situación (...) y separar estas regiones de nuestro Estado", señala un comunicado del Ministerio de Exteriores de Ucrania.

La Cancillería asegura que dispone de "pruebas concretas" de la participación de los servicios especiales rusos en los sucesos que tienen lugar en varias ciudades de las regiones orientales, donde manifestantes prorrusos se han hecho con distintas sedes oficiales y mantienen un pulso con Kiev.

Activistas prorrusos bloquearon hoy el edificio del Ayuntamiento de Járkov y trataron de irrumpir en su interior, informó el servicio de prensa del consistorio de esta ciudad del sureste de Ucrania, mientras que fue ocupada la alcaldía de Yenakievo. 

Poco antes se informó de que manifestantes prorrusos tomaron la sede de la alcaldía de Yenakievo, una localidad de 85.000 habitantes a 50 kilómetros de Donetsk, también en el sureste de Ucrania. De acuerdo con el servicio de noticias KID, en el edificio ondean ahora las banderas de Rusia y de la "República de Donetsk" proclamada esta semana por los activistas prorrusos opuestos al poder central de Kiev. Los manifestantes exigen que las autoridades locales reconozcan a esa república autoproclamada.

También hoy, en otra ciudad de la región de Donetsk, Mariúpol, manifestantes prorrusos se hicieron con el Ayuntamiento. Este hecho se produjo después de un mitin en favor de la creación de la "República de Donetsk" que congregó a poco más de un millar de personas en el centro de esa ciudad de casi medio millón de habitantes.

Los prorrusos mantienen ocupada en la ciudad de Donetsk la sede del Gobierno regional desde hace una semana.