Público
Público

Kim desaparece y no asiste a un desfile en Pyongyang

Hay indicios de que sufre problemas de salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ausencia del líder norcoreano, Kim Jong-il, en un importante desfile militar desató ayer numerosas especulaciones sobre su estado de salud. Kim no ha asistido a ningún acto público en las últimas semanas y ayer se esperaba su aparición en los actos que conmemoraban el 60 aniversario de la fundación del Estado norcoreano.

los servicios de inteligencia de Corea del Sur, EEUU y el resto de los países implicados en el diálogo nuclear con Corea del Norte esperaban comprobar si el líder norcoreano asistía al desfile en Pyongyang.

Según la agencia japonesa Kyodo, Kim no presenció el desfile, por lo que rompió con la tradición de sus apariciones en los eventos militares que se celebraron con motivo del 50 y 55 aniversario de la fundación de Corea del Norte, en 1998 y 2003 respectivamente.

El mayor diario de Seúl, Chosun Ilbo, informó hace una semana que Kim sufrió el mes pasado un desvanecimiento de características desconocidas.

El mismo diario afirmó que cinco médicos chinos visitaron Pyongyang a finales de agosto, posiblemente para tratar al líder norcoreano, aquejado de diabetes y problemas de corazón.

Sufrió un ataque

La agencia Reuters citó ayer fuentes de los servicios inteligencia norteamericanos para informar que Kim podría haber sufrido algún tipo de ataque en las últimas dos semanas. Sin embargo, las consecuencias para su salud no deben de ser muy graves, porque no se ha producido ningún acontecimiento que dé a entender que se esté produciendo un relevo en la cúpula del poder.

Las celebraciones del aniversario llegan en un momento crítico para Corea del Norte. A las especulaciones sobre la salud de Kim se unen la crisis alimentaria provocada por las malas cosechas del año pasado y la interrupción del proceso de desnuclearización.

Corea del Norte bloqueó a finales de agosto la desnuclearización negociada con Corea del Sur, Rusia, Japón, China y EEUU. Pocos días más tarde diversas fuentes informaban de que Pyongyang ha iniciado la reconstrucción del reactor de la central nuclear de Yongbyon, la mayor del país, aunque la noticia ha sido desmentida por Washington.

Algunos expertos en Corea del Norte advierten de que no es necesario sacar conclusiones precipitadas sobre las largas ausencias del líder de Corea del Norte. Kim puede de hecho desaparecer durante meses y luego realizar visitas a bases militares o fábricas que son convenientemente cubiertas por la prensa oficial.Las embajadas extranjeras también se vieron ayer decepcionadas al presenciar el desfile militar.

El Gobierno norcoreano aprovecha estas celebraciones para exhibir su poder militar, en especial con cohetes y misiles. El desfile militar de ayer corrió a cargo de unidades de la reserva, entrenadas para la guerra, pero formadas por miembros no permanentes del Ejército.

los asistentes al espectáculo militar presenciaron la exhibición de armamento antiaéreo y antitanque, pero según Kyodo no se mostró ningún misil.

El quinto ejército más grande

Corea del Norte cuenta con uno de los porcentajes más altos de población militarizada con un Ejército de 1,2 millones de soldados en activo, sobre una población total de 23,4 millones de personas. Su presupuesto supone el 25% del PIB nacional.Programa nuclearentre 6 y 8 bombas atómicasLos cálculos conservadores estiman que el régimen de Pyongyang tiene capacidad para fabricar entre seis y ocho bombas nucleares. El mes pasado anunció que había detenido el proceso de desmantelamiento nuclear.

Cientos de misiles pero sin puntería

Corea del Norte posee cientos de misiles de corto, medio y largo alcance. Aunque con una puntería escasa, podrían alcanzar las bases estadounidenses en Japón. Los norcoreanos están trabajando en el desarrollo del misil Taepodong-2, una versión de los Scud soviéticos con un alcance máximo de 6.000 kilómetros.