Publicado: 09.12.2013 12:18 |Actualizado: 09.12.2013 12:18

Kim Jong-un abre una nueva etapa tras purgar a su tío

La caída del exnúmero dos supone el mayor cambio político en Corea del Norte desde la muerte de Kim Jong-il, lo que podría anular la incipiente apertura emprendida por su hijo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Corea del Norte confirmó la destitución de Jang Song-thaek, número dos del régimen que lidera su sobrino, bajo acusaciones de graves crímenes, lo que supone el mayor cambio político en los dos años de mandato de Kim Jong-un. En una reunión presidida en la víspera por Kim, el Partido de los Trabajadores (PTC) lanzó graves acusaciones sobre Jang, entre ellas "consumir drogas y malgastar divisas en los casinos" o "realizar orgías a puerta cerrada en restaurantes de lujo" en el extranjero, según la agencia estatal KCNA.

En el plano político, el hasta ahora influyente Jang cometió "crímenes" contra el partido único, como "desobedecer al líder" o "vender a precios baratos los recursos del país", según los dirigentes norcoreanos. El arresto de Jang, cuyo futuro podría pasar por los campos de trabajo del país, se escenificó en plena reunión del PTC, tal y como mostró hoy la televisión pública (KCTV) en unas imágenes en las que dos soldados le levantan de su asiento.

La caída en desgracia del exnúmero dos supone el mayor cambio político en Corea del Norte desde la muerte del anterior líder, Kim Jong-il, en diciembre de 2011, y sus consecuencias, según expertos, podrían pasar por la anulación de una incipiente tendencia reformista.

Jang Song-thaek representaba el lado más abierto del Gobierno norcoreano "Probablemente las reformas económicas se van a ralentizar", dijo el investigador Philo Kim, del Instituto de Estudios para la Paz y la Unificación de la Universidad Nacional de Seúl. Coincide con otros analistas al apuntar que Jang Song-thaek representaba el lado más abierto del Gobierno norcoreano, el que trataba de dar prioridad al desarrollo económico del país sobre el militar y de armas nucleares. Esto, según el investigador, pudo granjearle numerosos enemigos tanto en el seno del PTC como en el Ejército Popular, los dos brazos del conservador, hermético y militarizado régimen comunista.

Una de las acusaciones vertidas sobre Jang es, de hecho, "crear rupturas en el partido", formando una supuesta facción disidente para "minar la unidad" del mismo y "obstruir el establecimiento del sistema de liderazgo único". El hasta ahora vicepresidente de la poderosa Comisión Nacional de Defensa era también jefe y fundador del Departamento Administrativo Central del PTC, órgano en el que introdujo a sus allegados y que era visto con recelo desde otras secciones del partido, a juicio de la mayoría de expertos.

Las opiniones de los analistas divergen, sin embargo, a la hora de valorar el papel del líder, Kim Jong-un, en la extremadamente dura destitución de su influyente tío. Mientras algunos ven como una muestra del ilimitado poder de Kim su capacidad para deshacerse de una gran figura del régimen, otros creen que el líder nunca deseó purgar a su mentor y consejero pero ha tenido que doblegarse ante las presiones de los sectores más conservadores.

El Gobierno no se ha pronunciado sobre la suerte de los detenidos en esta operación

En cuanto al castigo que espera a Jang, muchos creen que podría ser enviado a uno de los campos de trabajo norcoreanos, dada la extrema gravedad de los crímenes de los que se le acusa. Sin embargo, su parentesco con Kim Jong-un podría salvarle de lo peor e "incluso podría ser que el líder intervenga para mantenerle a salvo, aunque apartado de la política", según el investigador Philo Kim.

Jang Song-thaek, casado con la hermana del padre del actual líder, fue uno de los asesores más cercanos del presidente fallecido hace dos años, aunque eso no le libró de una primera caída en desgracia entre 2003 y 2006, cuando misteriosamente desapareció de la vida pública. Las primeras noticias sobre la nueva purga llegaron la semana pasada de mano del Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) de Corea del Sur, que también aseguró que dos de los asesores más cercanos al tío del líder habían sido ejecutados en público.

De momento, el gobierno de Corea del Norte no se ha pronunciado sobre la suerte de sus hombres de confianza, aunque se refirió a ellos como "la banda de Jang" y los denominó "flojos de convicción y aduladores". La destitución oficial de Jang Song-thaek, si bien ha sido más dura de lo esperado, se hizo en cierto modo previsible este fin de semana, cuando la KCTV eliminó las imágenes del político en la reposición de uno de sus programas.