Público
Público

Los Kirchner casi triplicaron su fortuna en un solo año

El matrimonio presidencial se aprovechó de la subida del dólar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde que Néstor Kirchner llegó a la Presidencia de Argentina en 2003, con un patrimonio declarado de 1,6 millones de euros, su chequera millonaria no paró de crecer. Se multiplicó por dos, hasta rozar los 3,4 millones de euros en 2007. Y desde que Cristina Fernández llegó a la Casa Rosada ese año, el patrimonio aumentó un 158%, hasta los 8,7 millones euros.

Así consta en la declaración jurada de 2008 que hizo la presidenta a la Oficina Anticorrupción hace 10 días. En seis años de Gobierno, los Kirchner han aumentado su patrimonio en el 572%, gracias a especulaciones inmobiliarias y aprovechándose de la subida del dólar que arruinó a muchos argentinos.

La riqueza de la pareja se compone de inmuebles por 2,73 millones de euros (12 pisos, seis casas, seis terrenos y cuatro locales) y cuatro empresas valoradas en 3,42 millones. El aumento de sus ingresos se debe a las rentas inmobiliarias, por las que obtuvieron 3 millones de euros en 2008 (1,3 millones en 2007). El resto del salto patrimonial se explica por los depósitos bancarios, que en 2008 pasaron de 2,55 a 6,07 millones de euros, ya que dos tercios de sus depósitos a plazo fijo están en una cuenta en dólares.

Sus deudas suman 3,5 millones de euros. El principal acreedor, por 1,66 millones de euros, es el Banco de Santa Cruz, propiedad del Grupo Eskenazi, dueños del 15% de YPF desde 2008.

Néstor y Cristina Kirchner se fueron a vivir a Santa Cruz en 1976. Sólo tenían en el bolsillo sus títulos de abogados, con los que fundaron un estudio legal. Once años más tarde, el ex presidente comenzó su carrera política como alcalde de Río Gallegos, llegó al Gobierno provincial y en 2003 desembarcó en la Presidencia. ¿Cómo y cuándo lograron reunir semejante patrimonio?

La clave fue la circular 1.050 del Banco Central, controlado por el ministro de Economía durante la dictadura, Alfredo Martínez de Hoz. La circular ató el valor de las hipotecas al dólar para dar garantías a los bancos y con ello hundió a miles de deudores que no pudieron hacer frente a cuotas mensuales, que se duplicaron de un año a otro a causa de una inflación del 100%.

Como consecuencia, fueron desahuciados y los bancos se hicieron con las propiedades, que acabaron revendidas a un precio muy inferior. Fue entonces cuando los Kirchner compraron 21 de los inmuebles que figuran en su declaración jurada entre 1977 y 1982. El año pasado, obtuvieron 2,74 millones de euros por la venta de 16 de esos inmuebles.

Para el periodista Daniel Gatti, autor de Kirchner, el amo del feudo, reunir semejante riqueza con su sueldo 'en sus 16 años como funcionario (antes de su presidencia), es imposible'. En su biografía no autorizada de Kirchner, Gatti revela uno de los secretos de la fortuna: comprar terrenos casi regalados y venderlos a precio de mercado. En 2008, los Kirchner vendieron una propiedad de 20.095 metros cuadrados a más de 1,1 millones de euros. La habían comprado por 25.000 euros dos años antes.

El Calafate, una parada obligatoria del circuito turístico por la Patagonia por su cercanía al glaciar Perito Moreno es testigo del crecimiento exponencial del patrimonio de los Kirchner. El matrimonio ha sabido explotar la veta turística de la ciudad y tienen un emporio, formado por varios negocios hoteleros. El más rentable, el hotel de lujo Alto Calafate, situado frente al glaciar, les permitió ingresar el año pasado 2 millones de euros, casi el doble que un año atrás.