Publicado: 05.11.2014 17:16 |Actualizado: 05.11.2014 17:16

Kobani pide más armas y apoyo internacional contra el EI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del cantón sirio de Kobani, Anwar Muslim, ha reclamado más armamento y más apoyo internacional para defender esta región fronteriza con Turquía frente al asedio de los milicianos del grupo yihadista Estado Islámico.

Muslim ha manifestado su agradecimiento a EEUU por el lanzamiento de armas desde el aire para los combatientes kurdos y a los milicianos kurdos iraquíes (peshmerga) que llegaron la semana pasada al enclave. Muslim, que ha viajado de Kobani a Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, para asistir a una conferencia, ha afirmado que las Unidades de Protección Popular (YPG) se consideran ahora parte de la coalición internacional que está combatiendo contra el Estado Islámico.

Gracias al envío de armas estadounidenses y a los refuerzos de los peshmerga, la localidad lleva resistiendo más de 50 días los ataques yihadistas. En la actualidad, en torno al 30% de la región de Kobani se encuentra bajo control del Estado Islámico. "Estado Islámico es una enfermedad como un cáncer", ha afirmado Muslim. Estado Islámico tiene que ser "eliminado" por sus ataques y por su rechazo a los valores humanitarios básicos, ha defendido el presidente del cantón al tiempo que ha elogiado a los combatientes de las YPG, a los que ha definido como "héroes".

Sobre el terreno, las fuerzas del régimen sirio de Bashar Al Asad han recuperado partes del campo de gas de Al Shaer, en la provincia central de Homs, según han informado activistas y medios de comunicación oficiales. La agencia de noticias estatal Sana asegura que las tropas sirias mataron a más de veinte yihadistas en la operación y destruyeron tres vehículos con armamento.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó que los militares retomaron los pozos de Yahar y Al Mahar, en Al Shaer, así como las instalaciones de la compañía de gas Al Hayan. La aviación bombardeó posiciones de los yihadistas en los alrededores de esa área.

En la última semana, el EI se hizo con el dominio del yacimiento de Al Shaer, tras combates contra las tropas gubernamentales. Anteriormente, este lugar fue objetivo de un asalto de los radicales a finales de julio en el que murieron al menos 350 personas y que fue repelido por el régimen tras casi diez días de enfrentamientos en los que el EI llegó a controlar el lugar.

La organización extremista proclamó un califato en Irak y Siria en junio, donde conquistó zonas del centro y el norte de ambos países. En su avance, ha procurado tomar yacimientos de gas y de petróleo, que se consideran una de sus principales fuentes de financiación. Algunas de estas instalaciones han sido bombardeadas por los aviones de la coalición internacional liderada por EEUU, sobre todo las ubicadas en la provincia nororiental Deir al Zur, la más rica en petróleo de Siria y controlada casi en su totalidad por los radicales.