Público
Público

Komorowski y Kaczynski volverán a verse las caras

Ningún candidato supera el 50% en las elecciones presidenciales en Polonia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos meses y medio después de la muerte en accidente aéreo del presidente Lech Kaczynski, la pugna electoral por la presidencia de Polonia, que enfrentó ayer al liberal y europeísta Bronislaw Komorowski, de la Plataforma Cívica (PO), con el conservador Jaroslaw Kaczynski, hermano gemelo del difunto jefe del Estado, no pudo saldarse con la victoria de ninguno de los dos. Ni Komorowski ni Kaczynski consiguieron más del 50% de los sufragios necesarios para arrogarse la victoria.

Por ello, ambos candidatos a la jefatura del Estado tendrán que acudir a la segunda vuelta electoral que se celebrará el próximo 4 de julio. Los sondeos a pie de urna otorgaban a Komorowski entre el 41% y el 46% de los votos, mientrasKaczynski se quedaban entre el 33% y el 36%.

'Komorowski es un liberal vendido a Europa', comenta un jubilado

Komorowski dio 'las gracias' a sus seguidores y pidió 'un mayor esfuerzo' para la victoria final. Kaczynski dijo que 'en la segunda vuelta tendremos que ganar, porque se van a enfrentar las dos visiones de Polonia, y tiene que ganar Polonia y la democracia'.

El presidente de Polonia tiene un papel más bien representativo, ya que el poder ejecutivo está en manos del primer ministro, actualmente Donald Tusk, del mismo partido que Komorowski. Sin embargo, el jefe de Estado puede complicarle la labor al Gobierno ya que muchas reformas deben ser rubricadas por el presidente.

Las dos Polonias, la moderna que mira a Europa y el futuro y la conservadora, anclada en el pasado, cargada de rencor, nacionalista y católica integrista acudieron a las mismas urnas, pero a penas se miraron a la cara. Crispada políticamente y dividida socialmente 'por culpa de la derecha radical', según dijo a Público el periodista y comentarista político Mariusz Borkowski, Polonia intentó olvidar por un día la tragedia de Smolensk, donde cayó el avión presidencial.

'Kaczynski representa la Polonia sin futuro', dice otro votante

Sin embargo, muchos ciudadanos conservadores depositaron su voto en la urna pensando que los servicios secretos rusos están detrás de la muerte de Lech Kaczynski y que su hermano gemelo es la única salvación que le queda al país.

'Voto a Kaczynski, porque Komorowski es un liberal vendido a Europa', explicó Leszek Wysocki, un jubilado de 78 años, después de votar. En uno de los colegios del distrito de Mokotów, cerca del diario de centroizquierda Gazeta Wyborcza, Marek, un pequeño comerciante que fue a votar con su hijo de 14 años, comentó que 'hoy en Polonia no hay una pugna entre la derecha y la izquierda, sino entre el pasado y el presente. Voto a Komorowski, pero no porque me guste sino porque Kaczynski representa la Polonia sin futuro, y mi hijo no se lo merece'.

Los votantes potenciales de la derecha fueron los más madrugadores y disciplinados. 'Son los que votan por patriotismo mal entendido y miedo al presente', según el politólogo AleksanderSmolar. Kaczynski votó antes de acudir a la misa dominical en compañía de su sobrina, Marta Kaczynska, hija de su hermano gemelo.

La participación fue baja con el 52%, aunque algo por encima de los últimos comicios en 2005. 'Me duele que la mitad de los polacos no acudan a las urnas. Con lo que nos costó conseguir la democracia', se quejaba amargamente un ex sindicalista de Solidaridad a los medios. Para muchos observadores, la apatía política y electoral tiene su explicación en una población conmocionada por una tragedia aérea de dimensiones históricas.

Además, Polonia vivió graves inundaciones en el sur del país hace unas semanas que provocaron la muerte de 24 personas y daban la idea que la clase política mira más por sus intereses que por los de la ciudadanía.