Publicado: 13.07.2015 13:41 |Actualizado: 13.07.2015 13:41

Krugman: "El proyecto europeo ha sufrido un golpe terrible, tal vez fatal"

El premio Nobel de Economía de 2008 sostiene que las negociaciones entre Grecia y sus socios de la UE demuestran que "ser un miembro de la zona euro significa que los acreedores pueden destruir su economía si se sale del redil".

Publicidad
Media: 4.52
Votos: 21
Comentarios:
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en su despacho, con el premio nobel de Economi Paul Krugman.- EFE

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en su despacho, con el premio nobel de Economi Paul Krugman.- EFE

MADRID.- El premio Nobel de Economía de 2008, Paul Krugman, ha vuelto a criticar duramente al Eurogrupo y, principalmente, a Alemania por su actitud y sus exigencias durante las negociaciones sobre un tercer rescate de la economía de Grecia. En opinión del reputado economista, "la lista de exigencias del Eurogrupo es una locura" que provoca que "el proyecto europeo" haya sufrido "un golpe terrible, tal vez fatal". 

"El proyecto europeo (un proyecto que siempre he alabado y apoyado) simplemente ha sufrido un golpe terrible, tal vez fatal. Y piense lo que piense de Syriza, o Grecia, no fueron los griegos los que lo han dado", escribía este lunes Krugman en un artículo publicado en The New York TimesEl País.



El premio Nobel considera que los términos del acuerdo impuestos por el Eurogrupo van "más allá de la venganza pura, la destrucción completa de la soberanía nacional y la falta de esperanza de alivio". "Probablemente pretende ser una oferta que Grecia no pueda aceptar; pero aun así, es una traición grotesca de todo lo que el proyecto europeo se suponía que representa", prosigue el economista. 

Todo ello lleva a Krugman a preguntarse si hay una solución que pueda "sacar a Europa del borde del abismo", si alguien podrá volver a confiar en "las buenas intenciones de Alemania" y si Grecia puede lograr una salida "exitosa" de esta situación. De momento, según el premio Nobel, lo único que ha quedado claro durante estas semanas "es que ser un miembro de la zona euro significa que los acreedores pueden destruir su economía si se sale del redil". 

"Es tan cierto como siempre que la imposición de duras medidas de austeridad y sin alivio de la deuda es una política condenada al fracaso sin importar lo dispuesto que esté el país a aceptar el sufrimiento. Y esto a su vez significa que incluso una capitulación completa de Grecia sería un callejón sin salida", sentencia el autor.