Público
Público

Los laboristas seguirán gobernando en Australia

Julia Gillard consigue formar un gobierno en minoría gracias al apoyo de dos diputados independientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los laboristas seguirán gobernando en Australia. La primera ministra, Julia Gillard, ha llegado un acuerdo para formar una coalición de minoría gracias al apoyo de dos diputados independientes. Rob Oakeshott y Tony Windsor dan así a Gillard 76 escaños, dos más de los que tendrá la coalición conservadora para ejercer la oposición en el Parlamento.

Lo ajustado de los resultados electorales del pasado día 21 de agosto han provocado unas negociaciones muy intensas. Windsor y Oakeshott explicaron que su principal objetivo es aprovechar la ventaja ofrecida para la Australia rural y asegurar al máximo que el país tenga un gobierno estable.

No obstante, no descartaron apoyar una moción de confianza o retirar su apoyo al Partido Laborista 'en caso de circunstancias excepcionales'.

Gillard llegó al cargo hace dos meses y medio, después de que el ex primer ministro Kevin Rudd presentara su dimisión. Parecía que los laboristas partían con ventaja pero las urnas dieron un empate técnico que acaba de esta manera. 

La nueva legislatura no empieza hasta finales del mes de octubreLa primera ministra negoció también con Bob Katter, otro diputado independiente  que decidió a última hora de ayer dar su apoyo a los conservadores de Tony Abbott.

Ayer, Gillard y Abbott firmaron la reforma parlamentaria, por la que el portavoz del Parlamento tendrá mayor independencia y los comités parlamentarios adquirirán más importancia.

La primera ministra jurará su cargo ante la gobernadora general, Quentin Bryce, aunque la nueva legislatura comenzará una vez que la Comisión Electoral confirme el resultado de las elecciones, que se prevé será antes del 27 de octubre, que es la fecha límite.