Publicado: 21.12.2014 22:23 |Actualizado: 21.12.2014 22:24

El laico Essebsi anuncia su triunfo en las presidenciales de Túnez

Aún no hay resultados oficiales, pero el líder del partido anti-islamista se ha proclamado vencedor frente a Moncef Marzuki, el presidente saliente. Los sondeos a pie de urna le dan más de 55% de los sufragios.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Beji Caid Essebsi, líder del partido Nidaa Tounes, habla desde su sede en Túnez tras proclamarse vencedor de las presidenciales. -REUTERS/Zoubeir Souissi

Beji Caid Essebsi, líder del partido Nidaa Tounes, habla desde su sede en Túnez tras proclamarse vencedor de las presidenciales. -REUTERS/Zoubeir Souissi

TÚNEZ.- El candidato del partido laico Nidá Tunis, Beyi Caid Essebsi, ha ganado las elecciones presidenciales en segunda vuelta frente al mandatario saliente Moncef Marzuki, según aseguró su equipo de campaña conforme a varias encuestas a pie de urna, aunque no hay todavía resultados oficiales.

El jefe de la campaña electoral de Essebsi, Mohsen Marzuk, afirmó que los resultados de los sondeos encargados por su equipo dan una diferencia de al menos 10 puntos porcentuales entre el ganador y el presidente saliente.

No obstante, los resultados oficiales de los comicios podrían tardar aún varias horas en conocerse.

La junta electoral debe publicar estos resultados en las próximas 24 horas, tal como ha anunciado uno de sus miembros.

Según las empresas encargadas por Nidá Tunis para hacer los sondeos a pie de urna, Essebsi ha logrado entre un 55,5 % y 56,5 % de los votos frente al 43,9-45,5 % de Marzuki.

El jefe de la campaña electoral de Marzuki, Adnan Manser, sin llegar a referirse a una victoria de Essebsi, ha dicho que la diferencia entre ambos candidatos es menor a la anunciada por su rival y ha denunciado "numerosas irregularidades" durante la jornada electoral.




El equipo de Essebsi ha querido proclamar su victoria cuanto antes sin esperar a las cifras oficiales, que en otras jornadas han tardado varios días en conocerse.

Celebración en las calles

Los seguidores del partido Nida Tounes  celebran en la calle la victoria de Essebsi - REUTERS

Pocos minutos después del anuncio de Nidá Tunis en conferencia de prensa, miles de automovilistas salieron a las calles haciendo sonar los claxon de sus vehículos por el centro de la capital y también en barrios periféricos.

Essebsi ha logrado entre un 55,5% y 56,5% de los votos ante el 43,9-45,5% de Marzuki

También se han desplegado en do en el centro de la capital, sobre  en la avenida Habib Burguiba, numerosos agentes de las fuerzas antidisturbios en previsión de posibles incidentes entre partidarios de uno y otro candidato, en el caso de que los seguidores de Marzuki no acepten los resultados.

Essebsi partía hoy como favorito, tras vencer en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del pasado 23 de noviembre, aunque por un porcentaje menor del esperado entonces (seis puntos porcentuales).

La jornada electoral ha transcurrido sin problemas mayores, desde la apertura de los colegios a las 08.00 hora local (07.00 GMT) hasta su cierre a las 18.00 hora local (17.00 GMT).

Al menos 90.000 agentes del orden, entre militares y policías, velaron por la seguridad en los 11.000 centros de votos repartidos por toda la geografía tunecina.

Ataque a un colegio electoral

No obstante, el portavoz del Ministerio de Defensa informó de la muerte de un supuesto terrorista, un joven de 20 años, al ser perseguido después de incendiar presuntamente anoche, junto a su grupo, un colegio electoral en un pueblo de la región de Qairauán, en el centro del país.

Defensa informó de que el supuesto terrorista, de 20, fue abatido tras el incendio

Este fue el único ataque registrado después del llamamiento que esta misma semana hizo un grupo de yihadistas de Ansar al Charia (Partidarios de la Ley islámica), la principal organización terrorista tunecina, llamando a sus miembros a hacer descarrilar la jornada electoral.

Los principales líderes políticos y otras personalidades ejercieron su derecho al voto durante la mañana, en la que se registró una tímida afluencia de electores.

Sin embargo, la participación se animó a partir de la hora del almuerzo.

Con la votación de hoy, se culmina el largo proceso de transición tunecina iniciado en 2011, en la llamada Primavera Árabe, con la caída del dictador Zin al Abidín Ben Ali, un desarrollo modélico para el resto del mundo árabe.