Publicado: 15.10.2015 12:46 |Actualizado: 15.10.2015 16:57

El lanzamiento de un bote de gas lacrimógeno obliga a evacuar
el Parlamento de Kosovo

La oposición protesta por los acuerdos de normalización de relaciones con Serbia. Es la segunda ocasión que sucede un incidente de este tipo en una semana.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Miembros de la oposición lanzan gases lacrimógenos durante una sesión en el Parlamento de Kosovo. - EFE

Miembros de la oposición lanzan gases lacrimógenos durante una sesión en el Parlamento de Kosovo. - EFE

PRISTINA.- El Parlamento de Kosovo ha sido evacuado este jueves tras el lanzamiento de un bote de gas lacrimógeno por parte de una diputada opositora que trataba de impedir que se celebrara la sesión parlamentaria en protesta por los acuerdos de normalización de relaciones con Serbia. 

Se trata de la segunda ocasión en que sucede un incidente de este tipo en una semana. A pesar de los reforzados controles de seguridad, representantes de la oposición nacionalista consiguieron introducir gases lacrimógenos en la Cámara de Pristina. Después del incidente todos los diputados abandonaron el edificio, ante el que se congregaron activistas opositores mientras helicópteros de la misión KFOR de la OTAN sobrevolaban la zona en el centro de la capital kosovar.



En otras protestas, los activistas y diputados opositores tiraron huevos contra el primer ministro kosovar, Isa Mustafa, en exigencia de que retire los acuerdos con Serbia. Además, el pasado lunes, cientos de activistas de la oposición nacionalista y la policía de Kosovo se enfrentaron en Pristina tras la detención temporal del líder opositor Albin Kurti, del partido Vetevendosje (Autodeterminación). Catorce policías y un manifestante sufrieron heridas en los enfrentamientos.

Aparte de Vetevendosje también los partidos AAK y Nisma están en contra de las acuerdos de normalización con Belgrado. Los opositores denuncian que los pactos representan una amenaza para la independencia de Kosovo, que Serbia no reconoce. Se oponen, por ejemplo, al futuro establecimiento de una comunidad de municipios serbokosovares, así como a la posibilidad de recibir financiación del Gobierno serbio. Además, un grupo opositor ha advertido de que seguirán perturbando el trabajo del Parlamento hasta que los acuerdos sean rescindido junto a otro pacto que delimitará la frontera con la vecina Montenegro que, consideran, resta territorio a Kosovo.

Kosovo declaró su independencia de Serbia de forma unilateral en 2008, nueve años después de que la OTAN bombardeara en 1999 a Serbia para detener las matanzas y expulsiones de civiles albanokosovares por parte de las fuerzas militares serbias. Desde su declaración, Kosovo ha sido reconocido por más de 100 países, incluidas las principales potencias occidentales y Estados Unidos, aunque no Rusia ni España.