Público
Público

"Les advertí de que era un lugar demasiado pequeño y estrecho"

El mayor sindicato policial alemán desaconsejó la ubicación de la Loveparade

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del principal sindicato de policías en Alemania, Rainer Wendt, ha asegurado que había advertido a las autoridades de Duisburgo de que esta ciudad no era adecuada para acoger un evento del tamaño de la Loveparade y que su celebración podría conllevar una serie de riesgos.

El sábado, 19 jóvenes, entre ellos dos españolas, fallecieron en una avalancha durante este festival de música y otras 342 personas resultaron heridas.

La canciller alemana, Angela Merkel, espera que haya una investigación 'escrupulosa y exhaustiva' de la tragedia, según señaló este lunes en Berlín su portavoz, Ulrich Wilhelm.

'Les advertí hace un año de que Duisburgo no era un lugar adecuado para la Loveparade. Es demasiado pequeño y demasiado estrecho', explicó Wendt, que también es oficial de la Policía Nacional. Wendt, que precisamente es natural de Duisburgo y preside un sindicato que cuenta con 170.000 afiliados, denunció que sus advertencias fueron ignoradas, pese a que las autoridades de otra ciudad en tamaño comparable a esta, Bochun, escucharon las advertencias de la Policía en 2009 y cancelaron la celebración de la Loveparade en ella el año pasado. 'El alcalde estaba bajo una presión inmensa y no quería ser el aguafiestas', explicó el responsable policial al diario Bild. En Bochum, no hubo una Loveparade en 2009 porque 'la ciudad escuchó nuestras preocupaciones sobre la seguridad. En Duisburgo, no nos escucharon', lamentó.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Adolf Sauerland, que ayer tuvo que ser protegido de los ciudadanos enfurecidos presentes en el lugar de la tragedia, dijo que la ciudad está cooperando con los fiscales. 'Daremos respuestas tan pronto como se las hayamos dado al fiscal del estado', explicó Sauerland en declaraciones a la emisora WDR. 'Toda la ciudad está de luto. Ayudaremos a aclarar lo que ocurrió', afirmó, asegurando que 'hicimos todo lo que pudimos para que fuera un acto seguro'.

Los investigadores están valorando posibles cargos de homicidio por negligencia y el fiscal del estado en Duisburgo, Rolf Haferkamp, dijo que examinará los planes de seguridad y por qué un acontecimiento previsto para 250.000 personas terminó contando con una asistencia de entre 500.000 y un millón.

'Tendremos que examinar detenidamente esa cuestión pero ahora es demasiado pronto para tomar una decisión sobre si una persona en concreto será responsabilizada', indicó Haferkamp a la cadena N-24, añadiendo que los fiscales ya tienen en su posesión algunos documentos. El fiscal estimó que la investigación llevará semanas o incluso meses.

'Hablaremos con los testigos, examinaremos las pruebas fotográficas y de vídeo y tenemos muchos documentos que analizar', aclaró. Las autoridades aún no han sido capaces de explicar cómo se produjo exactamente la tragedia, que ocurrió cerca de un túnel que llevaba a una rampa de acceso a la zona donde se celebraba el festival. La mayoría de las víctimas aparecieron muertas en la rampa y ninguna en el túnel, según las autoridades.

La edición electrónica del semanario Der Spiegel asegura este lunes haber tenido acceso a un documento según el cual se había aprobado sólo una asistencia de un máximo de 250.000 personas al festival. 'El número máximo de personas que pueden estar presentes en el lugar del acontecimiento al mismo tiempo está (...) limitado a 250.000', reza el documento del Ayuntamiento de Duisburgo autorizando la celebración de la Loveparade.

El documento de dos páginas y con fecha del 21 de julio está dirigido a la compañía Lopavent, con sede en Berlín y organizadora del festival, e incluye varios pasajes motivo de preocupación, según Der Spiegel, que destaca por ejemplo que se permiten salidas de emergencia más pequeñas de lo normal o que los organizadores no tengan un plan de respuesta de emergencia para los Bomberos.