Publicado: 05.11.2013 10:40 |Actualizado: 05.11.2013 10:40

La ley contra la discriminación homosexual pasa el filtro del Senado de EEUU

La cámara aprobará este viernes la ley contra la discriminación laboral de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, pionera en la historia de EEUU, que después deberá pasar por el Congreso, donde los demócratas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Senado de EEUU ha respaldado este lunes una ley que prohíbe la discriminación de los homosexuales en el lugar de trabajo, con los votos de los 54 miembros de la bancada demócrata y siete republicanos, garantizando virtualmente su aprobación final esta misma semana, según ha informado el diario The Washington Post.

Con la aprobación de esta ley, EEUU daría un paso más en la lucha contra la homofobia, en el camino para garantizar que los homosexuales gocen de los mismos derechos que el resto de ciudadanos, y en el que se registró un importante avance el pasado 26 de junio de 2013, cuando el Gobierno federal pasó a reconocer las uniones entre personas del mismo sexo, tras una sentencia del Tribunal Supremo.

Tal y como han reconocido los impulsores de la iniciativa, esta votación demuestra "la transformación de las fuerzas políticas hacia los derechos de los gays en la última década". La propuesta de Ley de No Discriminación en el Empleo (ENDA, en sus siglas en inglés) es la primera legislación contra la discriminación laboral del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en la historia estadounidense.

Es la primera legislación contra la discriminación laboral de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en EEUU

Los defensores de esta ley siguen superando los pronósticos adversos para conseguir que llegue al escritorio del presidente, Barack Obama. En cualquier caso, la medida pasará antes a debatirse en la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, y su presidente, John Boehner, ha aprovechado para reiterar su oposición a esta medida. Se espera que el debate formal comience este mismo martes.

La votación se ha retrasado varios minutos mientras los partidarios de la medida se apresuraban a asegurar los, al menos, sesenta senadores necesarios para que la ley se siguiese debatiendo. El líder de la mayoría Harry Reid --demócrata de Nevada--, estaba advertido de diversas ausencias entre los miembros de su partido, pero finalmente cumplieron con dicho cupo y la ley sigue su curso.