Publicado: 24.11.2015 23:19 |Actualizado: 24.11.2015 23:34

Liberados los rehenes secuestrados por un grupo de atracadores en el norte de Francia

A falta de versión oficial, los medios locales afirman que uno de los asaltantes ha muerto y otros dos han sido detenidos por el cuerpo de élite de la Policía gala

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
La Policía francesa toma posiciones tras uno de sus vehículos durante la operación en la que se ha liberado a los rehenes tomados por un grupo de atracadores. REUTERS/Pascal Rossignol

La Policía francesa toma posiciones tras uno de sus vehículos durante la operación en la que se ha liberado a los rehenes tomados por un grupo de atracadores. REUTERS/Pascal Rossignol

PARÍS.- Todos los rehenes que habían sido secuestrados en Roubaix (norte de Francia) por un grupo de delincuentes para evitar ser capturados por la policía tras una tentativa de atraco abortada pudieron ser liberados esta noche, informó la prefectura (delegación del Gobierno).

A falta de una comunicación oficial sobre todos los extremos de la operación, las versiones ofrecidas por los medios variaban sobre la suerte de los atracadores.

La Voix du Nord indicó en su página internet que uno de los atracadores murió en la operación lanzada por el RAID, el cuerpo de elite de la policía francesa para liberar a las tres personas que estuvieron retenidas durante unas tres horas. El canal BFM TV indicó que al menos dos de los delincuentes fueron detenidos gracias a la intervención del RAI.



La emisora France Info, que dijo que no hubo heridos, hizo hincapié en que los hechos de Roubaix, junto a la frontera belga, comenzaron con una tentativa de atraco fracasada, y que no tenían carácter terrorista ni tenían ninguna relación con los atentados terroristas de París.

Esta radio indicó que entre los tres rehenes que fueron retenidos por los delincuentes durante tres horas, había un director de banco, pero está por ver si su presencia tuvo que ver con el atraco precedente.

Lo que sí se ha establecido es que tras una persecución de la policía a un coche de atracadores, que respondieron a tiros a los agentes, los delincuentes se hicieron fuertes en una vivienda, en la que más tarde se produjo el asalto del RAID.