Público
Público

Libia cierra su tráfico aéreo, según Eurocontrol

Francia asegura que la intervención comenzará "en unas horas". La UE respalda la resolución. Alemania y China, escépticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Horas clave para Libia tras la aprobación anoche de la resolución de la ONU en la que se autorizaba el uso de la fuerza contra el régimen del dictador Muamar Gadafi. Después de que Francia anunciara a través de su portavoz gubernamental, François Baroin, que la intervención podría comenzar 'en unas horas', la Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol) ha informado de que Libia ha cerrado su espacio aéreo. Según ha indicado en su cuenta de Twitter, las autoridades maltesas le han comunicado que Trípoli 'no acepta tráfico aéreo hasta nueva orden'.

Baroin ha defendido la medida da las Naciones Unidas al asegurar que 'una intervención no es una ocupación, sino un dispositivo militar para proteger al pueblo libio'. Además, el portavoz ha anunciado que 'los ataques se producirán rápidamente' y que Francia será 'coherente' con su posición y participará activamente en la operación. 

De este modo, el Gobierno galo es el primero de los países que respaldaron la resolución que da un claro paso al frente, aunque no está solo. Italia ya ha anunciado que pondrá a disposición de la ONU sus bases militares al sur del país para hacer efectiva la resolución pactada en la madrugada del jueves al viernes, según informa Il Corriere della Sera, que apunta a que estas bases serían las de Sigonella y Trapani Birgi (Sicilia) y la de Gioia del Colle (Bari).

Francia, Reino Unido y EEUU lideran el operativo

Estados Unidos y Reino Unido también han abordado, junto a Sarkozy, los pasos a seguir tras la decisión de las Naciones Unidas, en una conversación telefónica mantenida entre los tres líderes. Precisamente, el primer ministro británico, David Cameron, que ha presidido este viernes una reunión de su gabinete, ha asegurado en la Cámara de los Comunes que su país desplegará cazas de tipo Tornado y Typhoon en la operación Libia. Además ha explicado que la aviación británica partirá hacia las bases aéreas en las próximas horas, desde donde viajarán al país norteafricano.

Alemania y China se muestran escépticos

Mientras tanto, los representantes de los 28 países de la OTAN se están reuniendo este viernes para analizar las medidas aprobadas por la ONU. La Organización del Atlántico Norte ya cuenta con la base legal para intervenir militarmente en Libia, tras la resolución pactada.

De este encuentro saldrá probablemente la estrategia de actuación en Libia, de la que se separarán alguno de los miembros, como Alemania o Turquía, reacios en todo momento a la intervención militar. Por esta razón, gana fuerza la opción de que sean países como Jordania, Qatar y Emiratos Árabes Unidos los que apoyen militarmente a Francia, Reino Unido y Estados Unidos para impulsar la resolución.

La OTAN se siente legitimada para participar

La portavoz de esta organización, Oana Lungescu, ha afirmado que la OTAN está 'dispuesta a actuar' en Libia en el marco de un 'esfuerzo internacional' si se dan las condiciones para que su participación sea imprescindible. 'Tiene que haber una necesidad demostrable para que la Alianza actúe, un firme apoyo regional y una base legal clara', dijo Lungescu.

Italia cederá tres bases al sur del país  

El ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, ha celebrado la resolución que establece una zona de exclusión, pero ha reiterado su escepticismo y el de Alemania sobre la intervención militar, al tiempo que ha repetido que su país no participará en dichas operación. 'La resolución contiene por un lado un claro endurecimiento de las sanciones internacionales contra el régimen de Gadafi. Esto lo celebramos y apoyamos e incluso lo hemos fomentado. Pero nosotros continuamos observando con extremo escepticismo la prevista opción de la intervención militar contra Libia que prevé también la resolución', ha dicho en un comunicado.

En el mismo sentido se ha mostrado China, que se abstuvo en la votación, y que expresó sus 'serias reservas' sobre la opción militar. 'Nos oponemos al uso de la fuerza en relaciones internacionales y tenemos serias reservas con parte de la resolución, dijo la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Jiang.  

La Unión Europea, por su parte, ha pedido cooperación entre los principales actores internacionales, la Unión Africana y la Liga Árabe para poder aplicar 'lo antes posible' la decisión de las Naciones Unidas. Según ha asegurado en un comunicado, la UE está 'preparada' para implementar la resolución 'dentro de sus competencias'. De este modo, expresan su 'pleno apoyo' a la decisión.