Público
Público

Libia detiene al heredero de Gadafi Saif al Islam

El hijo del fallecido dictador habría sido capturado al sur de Libia por los rebeldes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Saif al Islam estaba en Libia y ha sido capturado. El Consejo Nacional de Transición de los rebeldes ha anunciado la detención del hijo y heredero del fallecido Gadafi al sur del país, en la ciudad de Zintan, según ha precisado el ministro interino de Justicia, Mohamed al Alagui.

Saif estaba acompañado de cuatro guardaespaldas y se encuentra en buen estado de salud, tal y como ha informado Al Alagui. El propio Al Islam ha declarado que se encuentra bien a un periodista de Reuters si bien ha tenido que ser atendido unas heridas ocasionadas durante un ataque aéreo el mes pasado.

El primer ministro interino libio, Abderrahim al Kib, ha confirmado oficialmente su detención en la ciudad de Zintan, 150 kilómetros al sur de Trípoli y ha subrayado que tendrá 'un juicio justo', informa Efe.

'Saif al Islam Muamar al Gadafi ha sido detenido y se encuentra ahora bajo arresto de los rebeles de Zintan', dijo Al Kib, que calificó la detención de 'momento histórico'.

El hijo de Gadafi se entregó sin que mediara enferntamiento armado alguno 

El representante del CNT en Obari, Musa al Kuni, ha precisado que se encontraba en una zona montañosa rodeado por todos los flancos y decidió entregarse sin resistencia. Según otro mando de los rebeldes, el vástago de Gadafi estaba intentando salir del país en dirección Níger. Las autoridades libias han explicado que Al Islam ha quedado bajo custodia de los combatientes insurgentes apostados en la vecina ciudad de Zintan para, posteriorme, ser traslado a Trípoli, donde permanecerá arrestado hasta la formación del nuevo Gobierno libio.

Uno de los milicianos que participaron en su detención ha relatado cómo su unidad interceptó dos vehículos en pleno desierto. En los coches viajaban cinco personas, incluido Saif al Islam, ataviado con ropas tradicionales tuareg y que se identificó como Abdelsalam, 'servidor de la paz'. Sin embargo, fue reconocido rápidamente, con lo que se entregó sin que mediara enfrentamiento alguno.

Considerado uno de los miembros más beligeranets del clan Gadafi, Saif al Islam era también el portavoz del antiguo régimen y el que iba a suceder a su padre. Su paradero era carne de todo tipo de especulaciones, que aumentaron tras el asesinato en Sirte de Gadafi.

Saif al Islam está acusado de crímenes contra la humanidad 

Se dijo que fue herido durante los últimos combates e, incluso, que ya había huido a Níger, versión que apoyaban los rebeldes y otros medios de información independentienes. También, en agosto, durante un día, ya estuvo detenido por los rebeldes. Sin embargo, él mismo apareció para sorpresa de todo el mundo en Trípoli para desmentir que hubiera sido capturado y que el régimen de Gadafi se estuviera desmoronando ante el avance de los insurgentes apoyados por la OTAN.

El pasado junio, la Corte Penal Internacional emitió una orden de busca y captura contra dictador e hijo por crímenes contra la humanidad por su responsabilidad en los ataques contra la población civil durante las revueltas populares en Libia, iniciadas a mediados de febrero. A esa orden de arresto, se sumó otra en septiembre de la Interpol a petición de La Haya. 

El fiscal jefe de la Corte, Luis Moreno Ocampo, declaró que existían 'pruebas considerables' de que Al Islam habría organizado ataques contra civiles y contratado mercenarios para combatir contra las fuerzas de la OTAN y del CNT. Sin embargo, y a pesar del reclamo que se pueda hacer desde La Haya, Al Alagui afirmado que será presentado ante un tribunal libio y 'será juzgado en un proceso conforme a las normas jurídicas internacionales'.  El primer ministro interino, Abderrahim al Kib, ha asegurado que Al Islam será tratado 'como un prisionero de guerra'.  

La Haya recuerda al CNT que 'tienen la obligación de cooperar' 

Hoy, un portavoz de Ocampo ha recordado al CNT que 'tienen la obligación de cooperar plenamente con la CPI, tanto en lo que respecta a la detención como a la entrega de Saif al Islam' en base a la orden de arresto internacional. Asimismo, la Corte ha informado de que están en contacto con los autoridades libias 'para asegurarnos de que cualquier solución sea acorde con la ley'.    

Durante las últimas semanas, Ocampo reconoció que estaban tratando con intermediarios una posible entrega del hijo de Gadafi. Sin embargo, el fiscal dejó claro que no existían contactos directos y que era a él al que le 'toca decidir si se rinde, si permanece escondido o si intenta escapar a otro país'.