Público
Público

Un líder chií vuelve del exilio para sumarse a las protestas en Bahrein

Arabia Saudí ofrece su respaldo a la monarquía suní del rey Al Jalifa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hasán Mushaimaa, un destacado líder chií de Bahrein exiliado en Londres, anunció ayer su intención de volver hoy a su país para poner a prueba al régimen del rey Hamad bin Isa al Jalifa. Mushaima fue juzgado y condenado en rebeldía y representa al sector chií más radical, acusado de pretender acabar con el régimen y no ha mostrado un gran interés en dialogar con este.

Sobre el terreno, millares de personas se concentraron ayer una vez más en la plaza de la Perla de Manama para seguir exigiendo reformas rápidas y un nuevo Gobierno que represente a la mayoría chií. El Ejecutivo anunció la suspensión del Gran Premio de Bahrein de Fórmula 1 que debía celebrarse el 13 de marzo.

Por otra parte, los saudíes han comenzado a dar muestras de cierto nerviosismo ante la posibilidad de que Bahrein, una pequeña isla conectada por medio de un puente con Arabia Saudí, caiga en manos de los chiíes. Riad pide el retorno a la estabilidad y ofrece su respaldo a Bahrein.

Los saudíes ven Oriente Próximo en términos de un enfrentamiento con Irán por el control de la región. En Irak, los chiíes son mayoría, y en Líbano constituyen la minoría más amplia. Los israelíes alimentan esta visión de Oriente Próximo y están en contacto permanente con los saudíes por un tema, el poder chií, que el Estado judío explota para, entre otras cosas, apartar la atención de Occidente de la ocupación de Cisjordania y del Golán.