Publicado: 10.10.2016 20:16 |Actualizado: 07.11.2016 14:33

El líder republicano en el
Congreso de EEUU se niega a
hacer campaña a favor de Trump

Paul Ryan, el miembro del partido con más peso político en el país, se distancia del candidato tras la reciente difusión del vídeo con comentarios machistas del magnate.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, Paul Ryan. - REUTERS

El presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, Paul Ryan. - REUTERS

MADRID.- Nuevo golpe desde su propio partido contra Donald Trump. El líder de los republicanos en el Congreso de Estados Unidos y presidente de la Cámara, Paul Ryan, ha anunciado este lunes a sus compañeros que no hará campaña a favor del magnate y candidato a la Casa Blanca, según publican varios medios estadounidenses.

Ryan es el miembro del Partido Republicano con mayor poder político en Estados Unidos y no ha ocultado sus diferencias con Trump. A principios de junio, hizo de tripas corazón para darle su apoyo, con un texto en el que vino a argumentar que la opción de un presidente demócrata era peor para los intereses del actual Congreso.



Sin embargo, Ryan se ha mantenido en un discreto segundo plano y ha lamentado algunas de las polémicas más sonadas de Trump, entre ellas la reciente difusión de un vídeo con comentarios machistas y soeces. Según su portavoz, Ashlee Strong, "el presidente (de la Cámara de Representantes) va a pasar el próximo mes centrándose únicamente en proteger nuestras mayorías".

Los republicanos, que actualmente tienen la mayoría tanto de la Cámara de Representantes como del Senado, temen perder su hegemonía en los próximos comicios por un posible efecto negativo de la candidatura del magnate. En una conferencia telefónica con legisladores republicanos, Ryan insistió a sus colegas en que deben centrarse en ser reelegidos en sus distritos en las elecciones legislativas que también se celebrarán el próximo 8 de noviembre, coincidiendo con las presidenciales.

Ryan tenía previsto celebrar su primer acto de campaña con Trump este sábado en Wisconsin, estado al que representa, pero tras la revelación de la grabación retiró su invitación al candidato. No obstante, pese a negarse a impulsar su candidatura, Ryan no retirará su apoyo oficial a Trump, algo que muchos republicanos en el Congreso han hecho este fin de semana después del último escándalo.

El senador John McCain ha sido uno de los últimos en desmarcarse del controvertido empresario, mientras que los dos expresidentes republicanos que siguen vivos guardan silencio. La aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, ha recordado al presidente de la Cámara de Representantes que no defender no significa lo mismo que no apoyar. "Ryan todavía respalda a Trump", ha escrito la ex secretaria de Estado en su cuenta de Twitter.