Publicado: 18.07.2014 09:09 |Actualizado: 18.07.2014 09:09

Líderes mundiales exigen una investigación internacional tras el derribo de avión sobre Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los jefes de Estado y de Gobierno de varios países han exigido una investigación internacional sobre el derribo de un avión de Malasia sobre el este de Ucrania en el que murieron las 298 personas que viajaban a bordo, una tragedia que ha multiplicado las tensiones entre Rusia y Occidente, y ha generado una auténtica crisis mundial. En todas las potencias están reunidos de emergencia los gabinetes de guerra, empezando por el Cobra británico con el primer ministro David Cameron a la cabeza.

A la salida de la primera fase de su reunión, el premier británico proclamó que los que hayan derribado el aparato "deberán pagar por sus actos".

El avión se estrelló cerca del pueblo de Grabovo a unos 40 kilómetros de la frontera con Rusia, cerca de la capital de la región de Donetsk, un área que es un bastión de los rebeldes que han estado combatiendo a las fuerzas del Gobierno ucraniano por varios meses.

Washington sospecha que el misil tierra-aire que derribó el jueves al Boeing 777 de Malaysia Airlines que volaba desde Amsterdam a Kuala Lumpur fue lanzado por separatistas ucranianos apoyados por Moscú. "No hay evidencia de que las fuerzas gubernamentales ucranianas dispararon un misil", dijo el responsable, que habló bajo condición de anonimato.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, que habló en Detroit, dijo que el avión de pasajeros aparentemente "reventó en el cielo". En esa línea, el primer ministro australiano, Tony Abbott, pareció ir más allá que otros líderes occidentales al asignar la culpa por la caída del avión, exigiendo que Moscú responda preguntas sobre los "rebeldes respaldados por Rusia" que según dijo estaban detrás del desastre.

El primer ministro australiano exige que Moscú responda preguntas sobre los "rebeldes respaldados por Rusia"

Más de 20 ciudadanos australianos se encuentran entre las muchas nacionalidades a bordo del vuelo MH17. Holanda fue la nación más afectada, con 154 ciudadanos de ese país en la aeronave derribada. En el país se ha declarado el luto nacional y el Gobierno también está reunido en sesión de urgencia. 

Ucrania, por su parte, acusa a milicianos pro-Moscú, ayudados por agentes de la inteligencia militar rusa, de lanzar un misil SA-11 tierra-aire de largo alcance. Los líderes rebeldes de Donetsk negaron cualquier implicación y dijeron que un jet de la fuerza aérea ucraniana había derribado el vuelo intercontinental. El presidente ruso, Vladimir Putin —enfrentado con Occidente sobre su política hacia Ucrania— le echó la culpa a Kiev por retomar su ofensiva contra los rebeldes hace dos semanas, después de un alto el fuego que no tuvo éxito. El líder del Kremlin llamó el incidente una "tragedia", pero no dijo quién derribó el Boeing.

Este martes, a primera hora, el presidente ruso, Vladímir Putin, se sumó al coro de voces que piden aclarar las circunstancias de la tragedia. El presidente ruso, al que muchos señalan, dijo que la catástrofe del avión malasio requiere una investigación "escrupulosa y objetiva".

Según el Kremlin, el presidente señaló que el suceso demuestra la necesidad de que se llegue cuanto antes a un arreglo pacífico del conflicto en el este de Ucrania. "El jefe del Estado ruso subrayó que la tragedia ocurrida demuestra una vez más la necesidad de que se llegue cuanto antes a un arreglo pacífico de la grave crisis en Ucrania, y subrayó que se requiere una investigación exhaustiva y objetiva sobre las circunstancias de la catástrofe", señaló un comunicado del Kremlin.

Putin, al que muchos acusan, proclama que la catástrofe del avión malasio requiere una investigación "escrupulosa y objetiva"

Todo el mundo quiere saber qué es lo que ha pasado. Los rebeldes prorrusos de la autoproclamada "república popular de Donetsk" están dispuestos a aceptar una tregua con las fuerzas de Kiev para que se investigue el accidente del avión malasio supuestamente derribado por un misil. Las dos cajas negras del aparato han sido ya recuperadas por los insurgentes, que han ofrecido colaborar con los investigadores internacionales.

Hasta la organización Interpol ha ofrecido su "asistencia total" para investigar el siniestro ayer del avión del vuelo NH17 de Malaysian Airlines con 295 personas a bordo en la región ucraniana de Donetsk, bajo control de los separatistas. "Interpol ha ofrecido su asistencia total a todos los países miembros relevantes para ayudar a repatriar los restos con dignidad a sus países de origen", declaró en un comunicado el secretario general de esa organización, Ronald K. Noble.

Interpol trabajará para determinar si alguno de los pasajeros que embarcaron en el avión siniestrado lo hicieron "utilizando un pasaporte que hubiera sido perdido o robado" y para aclarar si "alguno de ellos estaba relacionado con alguna conducta criminal", agregó K. Noble.

Mientras, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, que en días anteriores había intensificado la ofensiva en el este, habló ayer con Obama . El ucraniano trata de movilizar a la opinión mundial a favor de su causa: "La agresión externa contra Ucrania no es sólo nuestro problema, sino una amenaza para la seguridad europea y mundial", dijo Poroshenko en un comunicado.

La escala del desastre podría ser un punto de inflexión en la presión internacional para resolver la crisis, que ha dejado cientos de muertos desde que unas protestas derrocaron en febrero al presidente apoyado por Moscú en Kiev y Rusia anexionó a Crimea un mes después.

Rusia, que es acusada por las potencias de Occidente de intentar desestabilizar Ucrania para mantener su influencia sobre su viejo imperio soviético, ha dicho que los líderes de Kiev montaron un golpe de Estado fascista. El Kremlin también asegura que mantiene tropas listas para proteger a los ruso parlantes en el este, la misma lógica que utilizó para tomar el control de Crimea.

Cuando se conoció la noticia, Putin y Obama estaban en medio de discusiones sobre las nuevas sanciones económicas que Washington y sus socios de la Unión Europea le impusieron el miércoles a Moscú para forzar a Putin a poner paños fríos a la revuelta contra Kiev.

Durante la conversación telefónica, los dos líderes hablaron sobre el derribo del avión y Obama advirtió acerca de posibles nuevas sanciones si Moscú no cambia su actitud ante la situación de Ucrania, dijo la Casa Blanca.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-el-conflicto-ucraniano-puede-derivar-en-un-conflicto-global