Público
Público

Los líderes de la UE debatirán medidas contra los paraísos fiscales en la cumbre en mayo

Van Rompuy ha dejado claro que los europeos "no podemos permitir ni tolerar la autocomplaciencia fiscal" y ha instado a "aprovechar el mayor impulso político para abordar este problema crucial"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los líderes europeos discutirán en su próxima cumbre del 22 de mayo cómo avanzar para atajar el problema 'serio' del fraude fiscal, según ha avanzado este viernes el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en una declaración institucional.

'La evasión fiscal es un problema serio para los países que necesitan los recursos para restablecer las finanzas públicas saneadas', ha advertido el dirigente europeo, que ha recordado que 'cada año alrededor de un billón de euros  se pierde en los Estados miembros de la UE debido a la evasión fiscal'. Para dar una idea de la dimensión del problema, Van Rompuy ha recordado que se trata de una cantidad 'casi igual que el PIB o ingresos totales de España, la quinta mayor economía de la UE, casi lo mismo que el presupuesto de la UE para los próximos siete años por delante y 100 veces más que el préstamos recientemente acordado para Chipre'.

'Cada año alrededor de un billón de euros se pierde en la UE, casi tanto como el PIB español''La evasión fiscal es injusto para los ciudadanos, que trabajan duro y pagan su parte de los impuestos para que la sociedad funcione. Es injusto para las compañías que pagan sus impuestos, pero tienen dificultades para competir porque otras no lo hacen y la actual crisis económica solo ayuda para hacer hincapié en la urgencia de sistemas fiscales justos y eficaces', ha continuado el belga.

Van Rompuy ha dejado claro que los europeos 'simplemente no podemos permitir ni tolerar la autocomplaciencia fiscal' y ha instado a 'aprovechar el mayor impulso político para abordar este problema crucial'. El dirigente europeo ha saludado en este sentido 'las nuevas importantes señales políticas que vienen de muchos países europeos para atajar de frente la evasión fiscal y abordar el secreto bancario. La Comisión Europea ya ha puesto ideas sobre la mesa'.

El presidente francés, Fraçois Hollande, defendió el pasado miércoles la necesidad de 'erradicar' los paraísos fiscales en Europa y en el mundo entero como condición para preservar los empleos y anunció una serie de medidas para combatir el fraude fiscal como la creación de una fiscalía financiera encargado de controlar el patrimonio e intereses de los ministros y otros cargos electos y la lucha contra los paraísos fiscales en respuesta al escándalo por el descubrimiento de que el exministro del Presupuesto galo Jérôme Cahuzac tenía una cuenta 'opaca' en Suiza.  

Luxemburgo y Austria, los dos únicos Estados miembros de la UE donde sigue vigente el secreto bancario, se han mostrado dispuestos en los últimos días a mejorar el intercambio de información con el resto de Estados miembros debido a la creciente presión de la UE.

'Aunque los paraísos fiscales son un problema transfronterizo pero compete a los Estado actuar primero '

El dirigente europeo ha recordado que los líderes europeos ya discutieron la cuestión del fraude y la lucha contra los paraísos fiscales en la última cumbre de marzo y ha avanzado que ha decidido 'ponerlo en la agenda de nuestra próxima reunión del Consejo Europeo el 22 de mayo'. 'Discutiremos cómo llevar adelante estas cuestiones importantes a nivel de la UE ciertamente, pero también en vísperas de reuniones importantes del G-8 bajo presidencia británica y del G-20 para atajar este problema en todos nuestros países y a nivel global', ha explicado el belga.

'La evasión fiscal es en gran medida un problema transfronterizo, que releva nuestra interdependencia y por tanto necesita soluciones transfronterizas, no sólo en Europa sino también globalmente', ha recalcado. Van Rompuy ha admitido que aunque 'compete en primer  lugar a los Estados miembros actuar' contra el fraude fiscal 'no pueden hacerlo eficazmente por sí solos o de forma aislada'. 'Europa debe hablar con una voz y el Consejo Europeo jugará su papel', ha concluido.