Público
Público

Lieberman: "La Flotilla sólo busca el enfrentamiento y la sangre"

Israel vuelve a alzar el tono a través de su ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras la segunda Flotilla de la Libertad ultima este martes los preparativos para poner rumbo a Gaza, el Gobierno israelí ha vuelto a alzar el tono a través de su ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, que opina que los activistas sólo buscan el enfrentamiento.

Al mismo tiempo, el primer ministro, Binyamín Netanyahu, ha decidido dar marcha atrás al veto de 10 años con el que amenazaban las autoridades israelíes a los periodistas que viajaran en los barcos.

'Los activistas quieren claramente provocar, en busca del enfrentamiento y sangre y las fotografías e imágenes de los medios de comunicación', dijo Lieberman a Israel Radio en una entrevista esta mañana.

El ministro de exteriores no dudó tampoco en afirmar que entre los participantes de la misión humanitaria hay 'un núcleo duro de terroristas', mientras que fuentes del Ejército se han dedicado a propagar la idea de que los activistas van cargados con ácido yotros productos químicos para atacar a los soldados en caso de asalto, informa Reuters.

Las palabras de Lieberman llegan un día después de que el ministro de Defensa, Ehud Barak, diera la orden clara a la Marina de no dejar que ningún barco logre pasar el bloqueo naval que Israel mantiene sobre la franja. Barak también calificó la acción de la flotilla de 'provocación' y aseguró que en Gaza 'no existe crisis humanitaria de ningún tipo'.

Barak niega que Gaza esté sufriendo ningún tipo de crisis humanitariaIsrael está dispuesto a todo para impedir la llegada de la flotilla y ayer los activistas denunciaban sabotajes en uno de los barcos atracados en Grecia. Ya el año pasado, durante los días previos a la salida de la misión humanitaria, varios barcos sufrieron sabotajes de los que se acusaron a los servicios de inteligencia israelíes. 

Pero el Gobierno israelí no se atreverá, sin embargo, a imponer el veto que había planeado contra los periodistas. Según los medios israelíes, Netanyahu ha decidido dar marcha atrás después de que la Oficina de Prensa del Gobierno emitiera una carta el pasado domingo amenazando con la detención, deportación y sanción de diez años a los periodistas que se embarcaran con la flotilla.

Por si todo esto no fuera suficiente, el diario Haaretz se pregunta este martes sobre el origen de un vídeo en el que un activista por los derechos de los homosexuales denunciaba que los organizadores de la flotilla no le habían dejado participar porque sus objetivos 'no concuerdan' con los de la iniciativa.

El periódico recoge la opinión de varios bloggers estadounidenses, que acusan al equipo de netanyahu de distribuir la falsa grabación como método de propaganda anti flotilla.