Público
Público

La Liga Árabe estudia retirar de Siria a los observadores

Sus parlamentarios creen que dan "cobertura" a la represión de Al Asad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento Árabe con sede en El Cairo e integrado por 88 parlamentarios pertenecientes a los 22 países de la Liga Árabe recomendó este domingo la retirada inmediata de sus observadores en Siria puesto que con su actuación la misión está dando 'cobertura' al régimen del presidente, Bashar al Asad.

La recomendación llega en medio de varias polémicas que envuelven a los enviados, mientras en El Cairo se tiene la impresión de que la misión no está obrando de acuerdo con las directrices de la Liga Árabe. Pese a que los ministros de Exteriores árabes adoptaron el mes pasado una posición muy crítica con el Gobierno de Al Asad, la misión desplegada desde hace una semana está adoptando una posición conciliadora, ya que todavía no ha elevado ninguna condena del régimen.

La misión del general sudanés Dabi se muestra muy conciliadora

El presidente del Parlamento Árabe, Ali al Salem al Dekbas, ha condenado que la violencia haya continuado como antes de que la misión se desplegara en Siria. 'El hecho de que eso esté sucediendo en presencia de los monitores ha suscitado el disgusto del pueblo árabe y niega el objetivo de enviar la misión de verificación. Esto está dando al régimen sirio una cobertura árabe para que continúe con sus acciones inhumanas bajo los ojos y los oídos de la Liga Árabe', manifestó el presidente del Parlamento.

En principio, la misión debe permanecer en Siria hasta finales de enero y podría continuar en ese país durante otro mes adicional si así lo considera la Liga Árabe. No obstante, el Parlamento Árabe ha instado al secretario general de la Liga, Nabil al Arabi, a que convoque al organismo con el fin de retirar inmediatamente a los observadores.

En el centro de la polémica está el presidente de la misión, Muhammad Mustafa al Dabi, general sudanés a quien Amnistía Internacional considera responsable de violaciones de los derechos humanos en su país durante los años noventa, especialmente en la región de Darfur. Dabi ha adoptado una postura moderada con el régimen de Al Asad, para disgusto de los países suníes.

El responsable de los observadores niega la existencia de francotiradores

En un comunicado, el presidente del Parlamento Árabe sostiene que el comportamiento del régimen sirio representa 'una clara violación del protocolo de la Liga Árabe que protege al pueblo sirio. Estamos asistiendo a un incremento de la violencia y se está matando a más gente, incluidos niños, y todo se hace en presencia de los monitores de la Liga Árabe, lo que ha disgustado al pueblo árabe'.

Durante la jornada de este domingo, se registraron varios muertos en distintas provincias. La primera víctima del año fue un niño de 7 años que fue abatido por una ráfaga de disparos dentro del vehículo en el que viajaba con su padre.

Una segunda polémica que afecta a la misión de la Liga Árabe tiene que ver con un vídeo divulgado por la oposición en el exilio en el que se ve a un observador comentando ante la cámara que Siria tiene que eliminar en el plazo de 24 horas a los francotiradores que hay apostados en los tejados de algunos edificios, pues, en caso contrario, la Liga Árabe adoptará más sanciones contra Siria.

Sin embargo, cuando se le preguntó sobre la cuestión de los francotiradores, el general Dabi manifestó que el observador en cuestión habló en tiempo condicional, ya que no ha visto a ninguno disparando contra los civiles desde los tejados.