Público
Público

Llaman a frenar el derribo de parte del Muro de Berlín aún en pie

El emblemático monumento será derribado en su tramo más largo para hacer sitio a la construcción de un rascacielos de viviendas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Activistas llaman en la capital alemana a boicotear el derribo, cuyos preparativos arrancaron ayer, de parte de la East Side Gallery, el tramo más largo aún en pie del Muro de Berlín, para hacer sitio a la controvertida construcción de un rascacielos del viviendas en este emblemático lugar. Varios vehículos pesados de construcción procedieron ya a separar en un tramo de más de 20 metros el borde superior del muro original, cubierto a lo largo de 1,3 kilómetros con grafitis de unos 120 artistas, algunos tan famosos como el beso de tornillo entre Leonid Brézhnev y Erich Honecker, obra de Dmitri Vrúbel.

Además, hoy se podían ver dos largos cortes atravesando los murales que forman la que es considerada la mayor galería al aire libre del mundo y constituye uno de los principales reclamos turísticos de la ciudad. Los activistas cuentan con que mañana los obreros procederán a arrancar varios elementos de hormigón de la East Side Gallery para reubicarlos luego en otro lugar, por lo que llamaron a una protesta y a formar una cadena humana. Hace sólo tres días, el gerente y propietario del grupo de inversiones berlinés Living Bauhaus, Maik Uwe Hinkel, aseguraba en un comunicado a la prensa que, 'al contrario de lo que dicen algunos medios, la East Side Gallery no quedará afectada por el proyectado edificio'.

Únicamente por motivos de seguridad se construirá, a través de la East Side Gallery, una salida de emergencia desde el parque colindante al futuro rascacielos, que albergará un total de 36 apartamentos. 'Pero no tiene nada que ver con nuestro edificio, sino que se trata de un requisito del distrito (berlinés de Friedrichshain-Kreuzberg). Esta vía de evacuación se construiría igual con o sin nuestro inmueble', aseguró. No obstante, una portavoz de ese distrito aseguraba hoy: 'Nosotros no tenemos nada que ver con eso'.

En su comunicado, Living Bauhaus anuncia la construcción del primer rascacielos desde la caída del Muro de Berlín, un nuevo edificio que en un espacio de 6.000 metros cuadrados ofrecerá viviendas 'a precios asequibles' desde 2.750 euros (3.597 dólares) por metro cuadrado. 'El proyecto, de 63 metros de altura, será construido en la calle Mühlenstrasse 60, en el popular distrito de Friedrichshain, muy cerca de los tramos aún en pie del Muro de Berlín de la conocida East Side Gallery', anuncia el grupo de inversores.