Publicado: 20.09.2015 10:22 |Actualizado: 20.09.2015 10:22

Llega a Siria un nuevo grupo de 75 rebeldes entrenados por Estados Unidos en Turquía 

El grupo ha entrado en 12 vehículos militares equipados con ametralladoras para luchar contra el Estado Islámico. El programa de entrenamiento comenzó el pasado mes de mayo con el objetivo de formar a 5.400 rebeldes sirios este año.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Sólo cinco de los rebeldes sirios entrenados por EEUU sigue combatiendo al Estado Islámico.- AFP

Sólo cinco de los rebeldes sirios entrenados por EEUU sigue combatiendo al Estado Islámico.- AFP

BEIRUT.- Un grupo de 75 rebeldes sirios entrenados por Estados Unidos en territorio turco ha entrado en Siria en los últimos dos días para luchar contra el Estado Islámico, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El director del Observatorio, Rami Abdulrahman, ha contado a la agencia de noticias Reuters que este nuevo contingente ha entrado desde Turquía en 12 vehículos militares equipados con ametralladoras.

Los refuerzos llegan después de que esta semana un alto cargo militar de Estados Unidos admitiera ante el Congreso que solo cinco de los rebeldes sirios entrenados por las tropas norteamericanas siguen combatiendo a la organización terrorista.



El plan de EEUU transcurre con lentitud y escasos resultados, lo que ha suscitado numerosas críticas a la nueva estrategia de la Casa Blanca en Siria.

El programa de entrenamiento comenzó el pasado mes de mayo con el objetivo de formar a 5.400 rebeldes sirios este año. Sin embargo, transcurre con lentitud y escasos resultados, lo que ha suscitado numerosas críticas a la nueva estrategia de la Casa Blanca en Siria.

El Gobierno de Barack Obama, así como sus aliados internacionales, pretende evitar el despliegue de tropas terrestres, lo que le ha llevado a aliarse con actores locales, como los kurdos y la llamada oposición moderada, para frenar al Estado Islámico.

Entretanto, la coalición internacional liderada por Estados Unidos continúa con su campaña de ataques aéreos contra las posiciones de los milicianos de negro en Siria e Irak, que ha dado importantes resultados, aunque insuficientes.