Público
Público

"Fueron ellos los que llegaron matando"

Los tres españoles niegan que en la flotilla hubiese armas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con rosas rojas en la mano, tapados con mantas y haciendo el signo de la victoria. Los tres españoles que viajaban en la flotilla humanitaria atacada por Israel (David Segarra, Manuel Tapial y Laura Arau) llegaron a las 2.30 (hora española) de ayer al aeropuerto de Estambul (Turquía). Tras asistir ayer a los actos de homenaje a los nueve activistas muertos en el ataque, hoy viernes tienen previsto regresar a Barcelona en un vuelo regular.

"Fuimos detenidos por comandos del ejército que nos apuntaron a la cara con el láser de sus armas, a pesar de que estábamos identificados como periodistas internacionales, nos encapucharon y nos robaron todo nuestro trabajo", se quejó Segarra, periodista de la televisión venezolana Tele Sur. Los tres negaron que en el barco hubiese armas.

Su compañero de viaje, Manuel Tapial, describió el comienzo del ataque: "Llegaron matando, primero con zodiacs, disparando botes de humo, bombas de sonido, de fragmentacion, y a partir de ahí hubo una secuencia de pánico, de violencia gratuita. Las cifras oficiales hablan de nueve muertos, pero por lo que vimos murieron entre 16 y 20". Segarra agregó que, justo antes de comenzar los disparos, los tres estaban en la sala de prensa del barco. "De repente todas las comunicaciones desaparecieron. Cayó Internet, cayeron la televisión, el satélite, los teléfonos... Ya nos imaginamos que era un acto de guerra electrónica de la Armada israelí", subrayó el periodista valenciano.

Arau fue la más parca en palabras, aunque habló de la parálisis que le produjo la situación y de que se sintió como si estuviera "en medio de una película de guerra".

Los tres negaron las acusaciones de Israel de que los miembros de la flotilla tienen vínculos con Hamás o que fueron los primeros en atacar a los soldados israelíes. "Antes de que se descolgara el primer soldado desde el helicóptero, ya había dos o tres activistas muertos en el barco, por disparos de las zodiacs. Lo que tienen que hacer los responsables de esta matanza es pedir perdón y presentarse voluntarios a un tribunal", denunció Tapial. "Fui interrogado tres horas por el Mossad y, en la cárcel, sólo me han dado de comer una vez", agregó.

Los tres cooperantes denunciaron que han perdido todo su material. "Nos han robado las cámaras, todas las cintas, ordenadores... El material está valorado en cerca de 20.000 euros, aparte de que tampoco tenemos la ropa ni los libros que llevábamos a las escuelas de Gaza", concluyeron.

Tapial subrayó también que va a pedir al Gobierno español que actúe contra Israel: "Los muertos podíamos haber sido cualquiera de nosotros".