Público
Público

Las lluvias dejan 19 muertos en el sureste de Francia

Un informe del Senado admite «fallos» en la gestión de las inundaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 19 personas han muerto en Francia a consecuencia de las lluvias torrenciales que han arrasado las comarcas del interior de la provincia del Var, al sureste del país. Esta nueva tragedia llega sólo tres meses después de la tempestad Xynthia, que se cobró en el oeste de Francia la vida de 53 personas. Las imágenes de desolación se repitieron de nuevo: casas inundadas, intervenciones de los bomberos para evacuar a miles de afectados, coches arrasados por el agua...

La lluvia azotó con intensidad y durante toda la madrugada la región. El aguacero se cebó con los municipios de Draguignan, Chateaudouble,Trans-en-Provence, Luc y Roquebrune. Son ciudades y pueblos con una urbanización salvaje desde hace diez años. Zonas sometidas a inundaciones graves cada 40 años y donde, hasta hace apenas un decenio, nadie construía.

El temporal descargó entre 200 y 300 litros por metro cuadrado y se alcanzaron los 350 litros en algunos puntos, según indicó la agencia meteorológica Météo France. Los chubascos obligaron al cierre del ferrocarril entre Niza y Toulon. Tampoco funcionó el aeropuerto de Hyères-Toulon ni la autopista A8. Y en Draguigan, los estudiantes se quedaron sin clases.

Mientras, en los hospitales de Draguignan y Fréjus el Var se instalaron dos capillas ardientes. En en el centro hospitalario de Toulon se activó un servicio específico de ayuda psicológica. Asimismo se registraron cortes de suministro eléctrico. Las autoridades alertaron de posibles complicaciones en la red de agua potable entre las próximas 24 y 48 horas.

Este panorama de desolación llegó el mismo día en que el Senado emitió su informe previo sobre la tempestadXynthia. 'Nuestro sistema falla', afirma el documento, que admite que existen 'deficiencias' en la gestión de los riesgos de inundación en el país.

'Urbanización excesiva en zonas sensibles, deficiencia de los diques, complejidad de dispositivos de alerta y previsión son cuestiones debatidas desde hace años, pero cuyas soluciones, preconizadas con unanimidad, son papel mojado', concluye el texto.


Inundaciones en Francia