Público
Público

Las lluvias torrenciales causan estragos en el norte de China

Más de 700 personas murieron desde el sábado y otras mil siguen bajo el lodo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La temporada de lluvias continúa causando estragos en China. Al menos 702 personas murieron y otras 1.042 permanecían ayer enterradas bajo el lodo tras el masivo corrimiento de tierras ocurrido el sábado por la noche en una remota región de la provincia de Gansu, al noroeste del país, a causa de las lluvias torrenciales de los últimos días.

El ejército chino desplazó a 5.300 soldados a la zona afectada y los militares trabajan a contrarreloj para salvar a las víctimas. Los masivos desprendimientos de tierra se cebaron sobre los municipios de unazona montañosa y de difícil acceso, habitada principalmente por población tibetana. Decenas de viviendas quedaron sepultadas bajo el lodo, que se extiende por una superficie de cinco kilómetros de largo y 500 metros de ancho. Más de 700 edificios corren riesgo de derrumbarse.

El corrimiento de tierras bloqueó el cauce del río Bailong, amenazando con inundar las poblaciones cercanas. Los militares utilizan explosivos desde el domingo para liberar el paso del agua. El primer ministro chino, Wen Jiabao, ordenó a las autoridades locales que 'no se ahorre ni un solo esfuerzo para salvar vidas'.

Sin embargo, las previsiones meteorológicas anuncian más lluvias torrenciales para los próximos días, amenazando con entorpecer las tareas de rescate y la llegada de ayuda humanitaria.

Al menos 1.400 personas murieron en los últimos tres meses a causa de inundaciones. Las lluvias también forzaron la evacuación de más de 12 millones de chinos.