Publicado: 03.10.2015 09:29 |Actualizado: 03.10.2015 09:29

Un ‘lobo solitario’ de 15 años ataca una comisaría de Australia y mata a un administrativo

Fue un “ataque terrorista”, según la Policía de Sidney que abatió al adolescente cuando, vestido de negro, se puso a disparar con una pistola en el exterior del edificio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Cordón policial montado en los alrededores de la comisaría de Parramatta, un barrio de Sídney (Australia), donde un adolescente murió abatido tras matar a un funcionario en un ataque considerado terrorista por la policía. EFE

Cordón policial montado en los alrededores de la comisaría de Parramatta, un barrio de Sídney (Australia), donde un adolescente murió abatido tras matar a un funcionario en un ataque considerado terrorista por la policía. EFE

SIDNEY (AUSTRALIA).- El adolescente que este viernes mató a una persona en un tiroteo en el exterior de una comisaría de Sídney, y que después murió por disparos de la policía, actuaba solo, informaron hoy fuentes oficiales.

"Tenemos información suficiente que indica que actuó solo", señalaron fuentes policiales a la cadena australiana ABC.

El agresor ha sido identificado como Farad Jabar Jalil Mohamed, de 15 años, nacido en Irán, de origen kurdoiraquí y sin antecedentes penales.

Además el agresor, que visitó una mezquita antes del ataque, no conocía a la víctima, el australiano Curtis Cheng, empleado desde hacía 17 años en el departamento administrativo de la Policía.


"Creemos que ha sido una acción con motivaciones políticas y por lo tanto vinculada al terrorismo. No teníamos información de que el agresor representaba una amenaza", indicó, en rueda de prensa, el comisionado Andrew Scipione, de la Policía de Nueva Gales del Sur.

El suceso comenzó cuando el joven vestido de negro se puso a disparar una pistola en el exterior de la comisaría central en el barrio de Parramatta y una de las balas acabó con la vida de Cheng.

Los agentes de guardia en la delegación y compañeros que se encontraban en la entrada respondieron a la agresión y mataron al provocador.

El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, señaló que el incidente es "doblemente estremecedor" porque lo perpetró un adolescente y porque "destaca la importancia de que las familias, la comunidades, los dirigentes estén atentos a la radicalización de la juventud".

Australia elevó la alerta por terrorismo a "alta" en septiembre de 2014 y desde entonces ha evitado varios atentados planeados por yihadistas, mientras varios centenares de sus ciudadanos se han unido como combatientes al Estado Islámico en Irak y Siria.

Las autoridades del país creen que unos 39 yihadistas australianos han muerto en combate en Oriente Medio