Público
Público

Londres baraja autorizar a la Policía a imponer toques de queda

Dos jóvenes han sido condenados a cuatro años de cárcel por "incitar a la violencia" por internet

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno británico está barajando entre los nuevos poderes que se prevé dar a la Policía tras los disturbios registrados en Londres y otras ciudades el que ésta pueda imponer toques de queda en determinadas zonas, según ha explicado este martes la ministra del Interior, Theresa May.

Según May, ha llegado el momento de estudiar si la Policía debería tener la capacidad de 'imponer un toque de queda general en una zona particular' tras lo vivido recientemente. Asimismo, según la ministra, el Ejecutivo de David Cameron también está estudiando el que se pueda imponer toques de queda a adolescentes menores de 16 años de forma individual.

En opinión de la ministra, que ha pronunciado hoy un discurso en Londres, es necesario que la Policía pueda imponer el toque de queda porque las actuales capacidades para dispersar sólo permiten a la Policía declarar una zona como de 'no acceso' con notificación previa. 'Ante la situación de rápida evolución que vimos en la última semana, necesitamos asegurarnos de que la Policía tiene todos los poderes necesarios', ha aseverado May, según recoge The Guardian.

Scotland Yard evitó varios ataques accediendo al messenger de BlackBerry

El diario británico destaca también que Scotland Yard detuvo varios ataques organizados tras descubrir los planes en los móviles de varios arrestados, que habrían utilizado el servicio de mensajería instantánea de BlackBerry para organizarse. El comisario jefe en funciones de la policía londinense, Tim Godwin, precisó que buscaron la forma legal de hacerlo e incluso solicitaron nuevos poderes para controlar el servicio de mensajes.

Por otro lado, Jordan Blackshaw y Perry Sutcliffe-Keenan, de 20 y 22 años, han sido condenados a cuatro años de prisión por “incitar la violencia” a través de internet durante los días de revueltas. Sin embargo ninguna de las convocatorias lanzadas por estos jóvenes en Facebook se materializaron en disturbios. 

Un adolescente de 16 años también ha sido imputado por el asesinato de un hombre durante los disturbios en Londres. Richard Mannington Bowes, de 68 años, falleció tres días después de ser agredido cuando intentaba apagar un fuego en el barrio de Ealing el pasado 8 de agosto. El menor, según la BBC, también ha sido acusado de desorden violento y cuatro cargos de robo.